Más de 110 niños han quedado huérfanos por los feminicidios

Más de 110 niños han quedado huérfanos por los feminicidios

Las otras víctimas. Solo en los siete primeros meses del año, 115 menores perdieron a sus madres por acciones machistas. El 2018 fueron 140. Pérdida les provoca trastornos de conducta, sueño o alimentación. El MIMP debe brindar atención integral.

La República
04 Ago 2019 | 4:51 h

Por: Óscar Chumpitaz C. - Estefany Luján Q.

Unos las vieron morir. Otros se escondieron para no mirar. Hay quienes no se acuerdan de los abrazos de su mamá y los que aún ignoran que el asesino fue su papá. Son las ‘víctimas colaterales’ de los feminicidios. Fueron 140 el año pasado. Son 115 en lo que va del 2019. Ellos se quedaron sin madre porque las asesinaron –la mayoría de las veces– sus propios padres.

PUEDES VER El Agustino: Joven madre es desfigurada con cuchilla pese a llevar en brazos a la hija del agresor [VIDEO]

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) contabilizó que cien mujeres fueron asesinadas entre enero y el 1° de agosto, mientras que otras 204 sufrieron tentativas de feminicidios durante el primer semestre del año.

Siete de cada diez feminicidios son cometidos por parejas o exparejas. Las matan en sus casas, muchas veces delante de los hijos. Los menores quedan huérfanos, con sus madres enterradas y sus padres presos, prófugos o sin vida.

PUEDES VER La Libertad: capturan a feminicida que permaneció prófugo durante tres años

De acuerdo con la Defensoría del Pueblo, tres niños fueron asesinados junto a sus progenitoras en Arequipa y en los distritos limeños de Independencia y Puente Piedra.

La violencia machista también acabó con la vida de cinco mujeres embarazadas. Los feminicidas incluyeron como objetos de posesión a sus hijos.

El dolor de la familia

Ingrid Melina Arizaga Bandín tenía tres hijos menores y uno mayor cuando fue asesinada el último 9 de enero por su expareja Sandro Gino Villegas Arévalo en un mercado del Callao.

PUEDES VER En el Perú ya van 100 vidas apagadas por los feminicidios

"Dejó un gran dolor, una gran soledad, una gran incertidumbre para mis nietos", explica su acongojado padre.

A sus 48 años, Carmen Julia Osorio Mercado se sentía amenazada cuando, el 17 de marzo, una bala disparada por su conviviente Yuri Castillo Cisneros le causó la muerte en Comas. Dejó cuatro hijos, tres de ellos menores de edad.

PUEDES VER Cadena perpetua para asesino confeso de su ex novia, su suegra y un menor de 4 años [VIDEO]

"Era una gran persona, una gran madre", dijo su hijo mayor. "Mi padre no es asesino", agregó. Sus vecinos, sin embargo, hablan de las cicatrices, del trauma que se aloja en el cuerpo de los menores.

Trauma es devastador

"Estos chicos sufren estrés postraumático. La pérdida de una madre es un hecho devastador, pero si además hay que procesar que el asesino es el padre, el valor traumático es muy grande. Es algo con lo que van a cargar el resto de sus vidas", explica el psicólogo Rolando Francia Miranda.

Aparecen enfermedades, problemas de conducta. Puede haber trastornos de sueño, de alimentación, añade.

PUEDES VER Feminicidio en S.J.L.: presunto asesino fue dado de alta de Unidad de Psiquiatría

"La vida que tenían hasta ese momento se termina y deben empezar de nuevo, desde otro lugar. El amor no alcanza, porque además los familiares que los cuidan también están heridos, tristes. Para los chicos es fundamental que cuenten con herramientas para que puedan transitar el proceso de la mejor forma posible", afirmó Francia.

El 15 de abril, Silvia Romero López fue degollada por Aguenor Coica Verano, quien luego quemó el cuerpo, en San Juan de Miraflores. No le importó los cuatro menores hijos que tenía la víctima. “¡Era linda era!”, dice uno de los pequeños cada vez que recuerda a su mamá.

Otro feminicidio que causó conmoción ocurrió el 22 de abril Patricia Villegas Suárez jugaba con sus dos menores hijos cuando su expareja Jaime Tasayco Candela la citó con engaños a un hostal en Santa Anita.

PUEDES VER Ancón ya cuenta con Centro Emergencia Mujer

Tras sostener una discusión, la acuchilló hasta causarle la muerte. Luego intentó suicidarse ingiriendo veneno, pero fue trasladado a un hospital donde confesó el crimen.

La mayoría de los menores no sabe ningún detalle. Lo importante es que en todo este proceso siempre estén acompañado, no solo por la familia, sino por los psicólogos del Ministerio de la Mujer.

Estrategia multisectorial

Así, estas niñas, niños y adolescentes fueron testigos de una cadena de violencia y humillación que concluyó con la muerte de la madre.

En el 2019, cinco menores se convirtieron en huérfanos de ambos padres, pues los victimarios se quitaron la vida.

PUEDES VER SJL: Feminicida se interna en hospital y su madre lo entrega a la Policía

El MIMP también identificó que en los primeros siete meses del año, 111 menores fueron afectados porque sus madres quedaron postradas tras padecer tentativas de feminicidio.

Ante este panorama de riesgo social, desde febrero, el Programa Nacional contra la Violencia Familiar y Sexual del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables lidera la estrategia multisectorial 'Te Acompañamos' –aprobada por Decreto Supremo Nº 004-2018-MIMP–, que articula y coordina el apoyo estatal para brindar la atención integral de estos menores y otras víctimas indirectas que dependían de las fallecidas.

Los especialistas en estos temas como Eliana Revollar, adjunta para los Derechos de la Mujer de la Defensoría del Pueblo, señalan que “si no se trabaja fuertemente en la niñez, los efectos en la adultez son más fuertes y preocupantes”.

PUEDES VER Más de 50 Centro Emergencia Mujer no atienden casos de feminicidio [VIDEO]

Es importante que desde el inicio tengan espacios de contención en los que sepan que se pueden expresar, que van a ser escuchados y estar acompañados.

"Tienen que poder poner en palabras lo que les pasa, o dibujar, o jugar, pero que salga, que todo eso que sienten, el enojo, los miedos, las dudas, no se queden adentro", dice la psicóloga Luciana García.

Agrega que su estructura de vida se modifica por completo al perder a su mamá y saber que su padre es un asesino. “El drama es total, por eso decimos que son sobrevivientes de lo que les ha sucedido”, señala la especialista a La República. No hay que olvidarlos. También son víctimas.

La clave

Respuesta. Luego de que La República advirtiera que ya se registran cien feminicidios, la ministra de la Mujer, Gloria Montenegro, manifestó, a través de Twitter, que se necesita trabajar desde la prevención, atención y capacidad de respuesta del sistema de justicia.

Las cifras

111 menores están afectados porque sus madres resultaron heridas.

5 niños quedaron huérfanos de ambos padres. La madre fue asesinada y el victimario se quitó la vida.

Seguimiento de las víctimas es personalizado

“El objetivo de la estrategia multisectorial ‘Te Acompañamos’ es que la vida de los niños no se vea truncada por esta experiencia traumática tan dolorosa. Por ello, cada sector tiene que asumir las funciones que le corresponde”, explica Nancy Tolentino, directora ejecutiva del Programa Nacional Contra la Violencia Familiar y Sexual.

El MIMP tiene a su cargo el seguimiento.

PUEDES VER Ni Una Menos: marcha se realizará el sábado 17 de agosto

Sin embargo, hasta antes de febrero, la situación de las víctimas indirectas no era monitoreada tan meticulosamente.

“Ahora ya personalizamos el seguimiento, nombre por nombre, tienen un registro personalizado”, señala Tolentino.

j

Video Recomendado