Las mascarillas no deben usarse debajo de la nariz ni en el cuello: los errores más comunes

Elisa Cruz

elisa.cruz@glr.pe elisacruzsilva

13 Ago 2020 | 17:53 h
La principal vía de transmisión de la COVID-19 sigue siendo la respiratoria, señalan los especialistas. Foto: EFE/Referencial
La principal vía de transmisión de la COVID-19 sigue siendo la respiratoria, señalan los especialistas. Foto: EFE/Referencial

Al usarlas de una forma incorrecta podríamos causar que estas no cumplan su función protectora y ponernos en riesgo de contraer el nuevo coronavirus u otras enfermedades.

Las mascarillas se han convertido en los últimos meses en implementos indispensables para evitar contagiarnos con la pandemia del coronavirus. Vemos en el mercado infinidad de modelos y materiales, pero ¿estamos usándola correctamente para evitar enfermarnos?

La República conversó con John Cruzado Núñez, médico especializado en salud preventiva y Miguel Tinoco, director del Sisol de Los Olivos, quienes respondieron a esta y otras interrogantes que tiene la población respecto al uso adecuado de los cubrebocas.

PUEDES VER: Ataques de pánico: ¿qué son, por qué ocurren y cómo hacerles frente?

Según los especialistas, el uso del tapaboca es el principal factor para protegernos del nuevo coronavirus SARS-CoV-2. Además, debemos respetar el debido distanciamiento social y sobre todo mantener las medidas de higiene como el lavado constante de manos.

Errores comunes al utilizar las mascarillas

- Reutilizar una mascarilla

Un cubrebocas quirúrgico o desechable no puede ser utilizado por más de 24 o máximo 48 horas, según la ficha técnica de fabricación. “La población en general debería usar mascarillas quirúrgicas descartables o las mascarillas de tela. Luego de este tiempo no cumple con su función protectora y pone al usuario en riesgo de contagio de cualquier enfermedad”, señalaron los expertos.

- Utilizar la mascarilla por debajo de la nariz

El cubrebocas debe tener un ajuste moderado que cubra las fosas nasales y la cavidad oral. No colocarlas en el cuello como si fuera una bufanda. “Para tener una adecuada función y evitar la propagación de la COVID-19 y otros virus, esta debe cubrir la nariz y la boca porque los humanos liberamos carga viral o secreciones por estos dos medios. No tiene sentido usar la mascarilla solo por la nariz porque de estar enfermos igual contagiaríamos a las personas que están a nuestro alrededor”, subrayó John Cruzado.

PUEDES VER: Ivermectina no funciona como medicamento preventivo contra el coronavirus

- Las mascarillas deben tener varias capas de protección

Las capas forman una especie de filtro y es recomendable que la comunidad use mascarillas de tela con tres capas. Las mascarillas N95 son mayormente usadas en ambientes hospitalarios, es decir, las personas que trabajan en las primeras líneas de defensa (médicos, enfermeras, técnicos de enfermería u obstetras), debido que garantizan un filtro adecuado y no acumula carga viral.

“Al utilizar las mascarillas de tela tienes la opción de lavarlas con jabón y eliminas las bacterias o virus al exponerlas al sol. Para la población de escasos recursos que no pueden acceder a diario a un tapabocas descartable, el Ministerio de Salud lanzó un proyecto para fabricarlas de tela. Hay dos tipos: las anatómicas y las de tres pliegues las cuales son diseñadas en telas Notex (no textil), una tela lavable que nos protege del virus. Estas máscaras protectoras no deben exceder al mes de uso”, indicó Miguel Tinoco.

- Colocarse la mascarilla al revés

El error más común de la población al usar la máscara es que se la ponen al revés. Colocan el fierro de la nariz hacia el lado del mentón. “La parte del fierrito va hacia el lado de la nariz y así se cumple con la función de cierre hermético”.

- Medidas de higiene básicas

El lavado de manos, uso correcto de la mascarilla y el distanciamiento social son la única manera que tenemos para protegernos del coronavirus, indicaron los expertos.

Al tener la mascarilla colgada en el cuello estaríamos disminuyendo la protección que debería darnos. Al halar malogramos el elástico de la zona de la oreja y al tocarla constantemente la contaminamos y deterioramos.

PUEDES VER: Las secuelas en la salud mental de las personas que vencieron la COVID-19

El protector facial también forma parte de la seguridad, pero lo ideal es usar como base los cubrebocas que nos va a proteger de cualquier virus. “Los ciudadanos no van a estar las 24 horas con la mascarilla. Si necesitan comer, se deben sacar el cubrebocas y colocarse a tres metros de distancia para evitar el contacto con otra persona”.

Es adecuado colocar el barbijo en una bolsa de papel ya que la bolsa plástica ocasiona que se multiplique el virus. Sin embargo, lo recomendable es mantener la mascarilla hasta llegar a un lugar seguro como es el domicilio donde podemos asearnos.

Finalmente, los galenos aseveraron que no es obligatorio lavar la ropa al llegar a casa debido que la transmisión del virus se hace en su mayoría por la vía respiratoria. “El 98% de contagios se hace por la vía respiratoria. La contaminación por objetos inanimados, es decir, ropa, autos, electrodomésticos, representan menos de 2%.

PUEDES VER: Teletrabajo: estar frente a la computadora todo el día podría afectar tu visión

No obstante, al ser una sociedad desordenada nuevamente estamos aprendiendo las normas de higiene como son el lavado correcto de manos, el uso de la mascarilla y a mantener un distanciamiento social adecuado.

“Educar a la población peruana es un poco difícil. Desde el mes de marzo que se produjo la cuarentena hasta agosto, todos los medios de información hablan sobre el correcto uso de la mascarilla, pues es un elemento que se ha convertido en parte de nuestra vida”, remarcaron los médicos especialistas.