MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
PARTIDOS 29 DE NOVIEMBRE - ¿Qué equipos se enfrentarán este martes por el Mundial Qatar 2022?
PARO DE TRANSPORTISTAS EN VIVO - Gremios niegan tregua y se reúnen con Ejecutivo este lunes 28
Política

Pedro Castillo tiene ahora a gente vinculada a Antauro Humala en puestos clave

Estrategia. El nombramiento del capitán FAP (r) Daniel Barragán como ministro de Defensa, miembro del entorno de Antauro Humala, se registra a pocos días del inicio del proceso de ascensos de grado en los institutos armados. El comandante del Ejército, Walter Córdova, es compañero de promoción de Humala.

En línea. Daniel Barragán es amigo de Antauro Humala, compañero de promoción del jefe del Ejército, general Walter Córdova. Barragán es promoción del jefe de la FAP, general Alfonso Artadi. Foto: composición La República/difusión
En línea. Daniel Barragán es amigo de Antauro Humala, compañero de promoción del jefe del Ejército, general Walter Córdova. Barragán es promoción del jefe de la FAP, general Alfonso Artadi. Foto: composición La República/difusión
Ángel Páez

La sorpresiva designación del capitán FAP en retiro Daniel Barragán Coloma en el cargo de ministro de Defensa ha alborotado a los institutos armados. ¿Por qué? Porque representa la confirmación de la influencia del mayor EP (r) Antauro Humala Tasso sobre el mandatario Pedro Castillo.

El nombramiento de Barragán encaja en la estrategia del presidente Castillo de ganarse a las Fuerzas Armadas, después de un año de trompicones, desplantes y desavenencias.

El proceso comenzó con la crisis que se generó por la falta de experiencia del jefe del Estado en el tema de los ascensos de grado. Después del frustrado intento de promover de grado a sus allegados y recomendados, destituyó al comandante general del Ejército, José Vizcarra Álvarez, y designó al general Walter Córdova Alemán.

Para consumar el cambio de Vizcarra, Castillo necesitaba contar con la adhesión de Córdova, quien no dudó un instante en aceptar la propuesta. ¿El motivo? En la lista de pases al retiro que Vizcarra presentó al jefe de Estado, se encontraba Córdova, precisamente. Por lo tanto, Córdova gustoso aceptó ser parte de la conspiración para tumbarse a Vizcarra, en represalia porque no aceptó los ascensos que deseaba el presidente.

Pero hay otro elemento que se debe tomar en cuenta: Antauro Humala, según algunas fuentes militares de La República, mediante intermediarios comunicó a Palacio de Gobierno que se podía confiar en el general Walter Córdova, su compañero de la promoción Héroes de Concepción, egresada en 1985.

No en pocas ocasiones Antauro Humala ha dejado entrever que influye en los ascensos de grado en el Ejército. Tampoco parece casual que Daniel Barragán Coloma haya jurado como ministro de Defensa, pocas semanas después de la excarcelación de Antauro Humala y a días de que se instalen las juntas de evaluación del Ejército para la promoción de grado durante octubre.

Para el presidente será determinante contar con oficiales de confianza en el curso de su gobierno, por lo que, en esa perspectiva, controlar el proceso de ascensos es de crucial importancia.

En la campaña presidencial del 2021, Unión por el Perú (UPP), con el respaldo del movimiento de Antauro Humala, postuló a la presidencia a José Vega Antonio, y como vicepresidentes a la cónyuge de Humala, Haydee Andrade Ríos, y al capitán FAP (r) Daniel Barragán Coloma. Haydee Andrade estuvo en la puerta del penal para recibir a su esposo. El vínculo de Barragán con Humala es indudable.

Daniel Barragán es licenciado en Ciencias de la Administración Aeroespacial, de la Escuela de Oficiales de la FAP. No fue un oficial de combate. Pero, casualmente, es compañero de promoción del comandante general de la FAP, general del aire Alfonso Artadi Saletti.

De acuerdo con fuentes castrenses consultadas, Barragán anduvo sondeando en los altos mandos de la FAP el respaldo institucional al presidente Pedro Castillo.

Entre otras cosas se escuchó el ofrecimiento de contar con el apoyo del jefe del Estado para el financiamiento de los proyectos de la FAP para la modernización de aeronaves de transporte y combate, un proceso muy afectado por la invasión de la Federación Rusa a Ucrania. La FAP es muy dependiente del equipamiento de origen ruso y la guerra ha detenido el cumplimiento de contratos en curso.

De hecho, el gobierno de Castillo ha aprobado la adquisición de 12 helicópteros para la FAP destinados a operaciones de rescate por US$193 millones, como ha informado La República.

Desde que salió en libertad, Antauro Humala ha iniciado un recorrido por el país, congregando multitudes en las que es notoria la presencia de exservidores del Ejército, que son la principal base de apoyo del movimiento etnocacerista.

Las fuentes militares señalaron que el anuncio que hizo el presidente Castillo el 9 de setiembre, después de visitar las instalaciones en la Quinta Brigada de Montaña, en el Cusco, está relacionado con su estrategia. Luego de desayunar con los soldados, dijo que aumentaría el monto de la propina y del rancho. Fue un mensaje “antaurista” directo a las familias del escalafón más bajo del Ejército.

Encuentro con los comandantes generales

El presidente Castillo se reunió con el ministro de Defensa, Daniel Barragán; el jefe del CCFFAA, Manuel Gómez de la Torre, y los comandantes generales Walter Córdova (Ejército), Alberto Alcalá (Marina), Alfonso Artadi (FAP). Le expresaron, según las redes sociales de la Presidencia, su respaldo al mandatario. Este reconoció la labor castrense.

Foto: difusión

Su Promoción

Cuando se produjo la crisis por los ascensos, el comandante general del Ejército era el general José Vizcarra, de la promoción de Antauro Humala. En el Ejército se creía que en solidaridad con Vizcarra por su abrupta destitución, su jefe de Estado Mayor, amigo y compañero de promoción Walter Córdova, actual jefe del Ejército, pediría su pase al retiro. No fue así. Córdova le devolvió la puñalada porque Vizcarra lo había puesto en la lista de pases al retiro.