CASO BYRON CASTILLO - FPF pide al TAS excluir a Ecuador de Qatar 2022 y que Perú juegue el Mundial
ELECCIONES 2022 - ¿A qué hora comienza la ley seca?
Política

Wilmar Elera pide a Pablo Sánchez investigar a todo el directorio de la OSCE

Reportaje periodístico reveló que empresas accedían ilegalmente a información de OSCE para ganar millonarios contratos del Estado.

Vocero de Somos Perú consideró que se deberían revisar los contratos obtenidos con información privilegiada irregularmente por la OSCE. Vídeo: Canal N
Política LR

El vocero de Somos Perú, Wilmar Elera, hizo un llamado a que el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, investigue a todo el directorio del Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE), luego de que se conociera que en esta entidad se concedió irregularmente información privilegiada para que empresas ganar concursos públicos.

“Lo que ha sucedido es un delito y como tal tiene que ser investigado y sancionado. En la OSCE siempre se ha hablado de este tipo de arreglos, sin embargo, no hubo indicios y, ahora que los hay, el fiscal de la Nación tiene que tomar cartas en el asunto y llamar a investigar a todo el directorio de la OSCE”, declaró a Canal N.

En esta línea, Wilmar Elera consideró que los contratos obtenidos con información filtrada irregularmente por la OSCE deberían ser revisados: “Sería un mal precedente (seguir con los contratos obtenidos irregularmente) porque las han ganado usando malas prácticas en el proceso de selección”, agregó.

Lazy loaded component

Filtración se informó en OSCE para el beneficio de empresas

Según un reportaje de “Punto final”, un joven de 23 años acudió ante la Procuraduría Anticorrupción para revelar que, gracias a un contacto privado y uno dentro del Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE), durante los dos últimos años, obtuvo las propuestas de postores a concursos públicos para de esa forma favorecer a que otros consorcios puedan ganarlos ofreciendo un monto menor.

Según lo revelado, el servicio ilegal informático se llamaba Tarot y el trabajo podía llegar a costar hasta 30.000 dólares por consulta. Lo que hacían era ofrecer a distintos consorcios las ofertas económicas de los otros postores. Con aquella información, los empresarios podrían proponer un menor precio minutos antes del cierre del concurso público y así obtener los contratos.

Hasta 10 empresas, entre peruanas y extranjeras de distintos grupos económicos, habrían hecho uso de esta ilícita modalidad. Entre ellos está, por ejemplo, Consorcio Palma Real —integrado por las empresas China Railway Eryuan y Geotecnia y Mecánica de Suelos—, que ganó una consultoría para el mejoramiento de la carretera Ayacucho-Cusco con apenas 446 soles de diferencia con otro postor y presentada 20 minutos antes del cierre de la convocatoria.