Congreso: los partidos que no reconocieron resultados ahora van por la vacancia

Democracia al límite. Con 28 firmas, Fuerza Popular, Renovación Popular y Avanza País presentaron la moción que busca destituir a Pedro Castillo. Se necesitan 52 votos para que sea admitida a debate y 87 para que sea aprobada. Desde el sector empresarial, Ricardo Márquez, de la Sociedad Nacional de Industrias, se mostró en contra.

Pedro Castillo recién va a cumplir cuatro meses en el cargo y ya tiene una moción de vacancia en su contra. En realidad, desde el día uno salieron voces favorables a destituirlo. Foto: Sepres
Pedro Castillo recién va a cumplir cuatro meses en el cargo y ya tiene una moción de vacancia en su contra. En realidad, desde el día uno salieron voces favorables a destituirlo. Foto: Sepres
Diego Quispe,Enrique  Patriau,

A las 11:38 de la mañana, con las firmas de 28 congresistas, se presentó ante la Mesa de Partes la anunciada moción de vacancia presidencial. Sin embargo, para que sea admitida a debate, se necesitan 52 votos. Si se consiguieran, Pedro Castillo solo dejaría el cargo si, como mínimo, 87 legisladores votan a favor de la iniciativa. Hoy ese escenario resulta improbable.

La moción es de 17 páginas, más 200 páginas de anexos (que incluyen recortes periodísticos). Se sustenta en el artículo 113 de la Constitución, el cual señala que la vacancia presidencial procede por “incapacidad moral” declarada por el Congreso.

Como ya se ha dicho, la laxitud de ese concepto permite que, en realidad, un presidente constitucionalmente electo pueda ser retirado del cargo solamente por la fuerza de los votos en el Pleno.

Existen justificadas razones para cuestionar al Gobierno de Castillo. Sin embargo, una arremetida como esta lo único que hace es añadir inestabilidad.

PUEDES VER: María del Carmen Alva notifica a Pedro Castillo sobre moción de vacancia presidencial

No hay que dejar de mencionar que las bancadas promotoras son tres: Avanza País, Renovación Popular y Fuerza Popular (la lista de los parlamentarios firmantes se puede revisar en este mismo informe). Precisamente, son los mismos partidos que, luego de la votación de la segunda vuelta, alegaron que se había cometido fraude, sin presentar una sola evidencia.

La principal promotora de la vacancia es, además, la congresista Patricia Chirinos (Avanza País), quien en su carrera política siempre ha sido muy cercana a la agrupación Chimpum Callao, fundada por Alexander Kouri.

La historiadora Carmen Mc Evoy –chalaca ella– recientemente recordó en su cuenta de Twitter a Chimpum Callao con estas palabras: “Otra sería la historia del empobrecido y maltratado primer puerto si no hubiera existido esa mafia nefasta”.

Son siete los fundamentos que la moción incluye para justificar la vacancia. Algunos son el “uso ilegal de fondos del gobierno regional de Junín para la campaña electoral de Perú Libre”, un caso en investigación en la Fiscalía y “la designación de funcionarios vinculados al terrorismo o acusados de apología”, aunque sobre quienes recaía dicha acusación ya no forman parte del Ejecutivo. También se le acusa a Castillo de “fortalecer relaciones con gobiernos antidemocráticos como Venezuela” y de permitir “la violencia contra la mujer”.

PUEDES VER: Margot Palacios: Vacancia presidencial es una figura extremista que genera más inestabilidad

Los vacadores también argumentan que el Gobierno genera inestabilidad económica, pero vale la pena mencionar las declaraciones dadas a RPP por el presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Ricardo Márquez: “No estamos a favor de la vacancia. Nosotros tenemos que tratar de que haya estabilidad jurídica, especialmente que se respete el Estado de derecho”, dijo. Y añadió: “No puede haber un país que en cinco años tenga tres presidentes (...) No vamos a dejar que se destruya el país, no vamos a dejar que se destruyan las instituciones”. No es sorpresivo lo de Márquez: la incertidumbre política afecta el plano económico.

Firme. Ricardo Márquez fue claro: No más inestabilidad. Foto: difusión

Las matemáticas

Como ya se ha dicho, la admisión necesita 52 votos a favor. FP, RP y AP suman 43. Les faltan 9. Ahí comienza la encrucijada.

Alianza para el Progreso (APP) y Acción Popular (AP) se pronunciaron la semana pasada en contra de destituir a Castillo. El vocero alterno de AP, José Arriola, recalcó a La República que se mantienen en su postura. Lo mismo en APP. El líder, César Acuña, así lo ha ordenado. No obstante, en esa bancada siempre están los votos discordantes de Gladys Echaíz y Roberto Chiabra, quienes aún no responden si acatarán. Si ambos se sumaran al esfuerzo destituyente, faltarían 7 votos. No es una cantidad inalcanzable.

Otras agrupaciones que han cerrado filas contra la vacancia son Somos Perú, Podemos Perú, Juntos por el Perú y el Partido Morado.

PUEDES VER: Vacancia presidencial: ¿cuántos votos se necesita y cuál es el proceso?

Curiosamente, los votos que se necesitan para que, por lo menos, la moción sea discutida en el Pleno podrían provenir del que es, en teoría, el partido oficialista, Perú Libre. El vocero, Waldemar Cerrón, informó ayer que vienen analizando qué decisión tomar.

“Estoy diciendo bien claro que estamos evaluando, evaluar significa ponderar las condiciones necesarias para tomar una decisión. Una vez evaluado, se toma una decisión responsable”, manifestó Cerrón.

Infografía - La República

No todos los legisladores de PL le siguen el coro a Cerrón. Sus demás colegas de bancada que responden a la facción “castillista-magisterial” se opusieron a la moción ni bien fue presentada por Chirinos.

“Rechazamos la moción golpista que propone la vacancia presidencial, pues el presidente Castillo no ha incurrido en alguna causal establecida en la Constitución que tanto dicen defender”, manifestó Katy Ugarte. “El golpismo arremete una vez más en el Congreso. Estoy seguro de que la bancada de Perú Libre respaldará conjuntamente al presidente Pedro Castillo. Desde el Congreso y las calles defenderemos la democracia. ¡La vacancia no pasará!”, expresó a su vez Óscar Zea.

PUEDES VER: Pedro Castillo tras pedido de vacancia: “A mí me eligió el pueblo, no las mafias”

“Lo dije desde el primer día: hay un sector golpista que su único interés es vacar al presidente. Ahora daremos la batalla desde el Congreso y desde las calles. ¡No pasarán!”, tuiteó, por su parte, Guillermo Bermejo.

Entonces, lo que señaló el portavoz de PL respondería más a un análisis que viene realizando el sector que obedece a Vladimir Cerrón.

A lo largo de estos dos meses, FP, RP, Avanza País y la facción cerronista de PL coincidieron en diversas votaciones. Si esta última pone de su parte, se alcanzarán esos 52 votos.

Como la semana que viene es de representación y los congresistas irán a sus regiones, la admisión de la vacancia podrá debatirse a partir del 6 de diciembre. Las sesiones plenarias usualmente son los jueves. Una vez que se acepta la moción, el Congreso notifica al presidente Pedro Castillo y lo cita en un plazo no mayor a 10 días.

PUEDES VER: Ciudadanos abuchearon a Patricia Chirinos en exteriores del Congreso

Todos los cálculos de fuentes consultadas sostienen que la aprobación de la vacancia sería, en ese caso, discutida en la semana de Navidad. Ya se sabe, se necesitan 87 votos. Es complicado que se consigan. Claro, los ánimos siempre pueden cambiar en el camino. Eso sí, juega en contra de los vacadores que, de acuerdo con una encuesta de Ipsos conocida ayer, solo un 30% de los ciudadanos apoyaría una medida extrema como esa. Tienen a la calle en contra.

Un argumento que exponen círculos cercanos a los destituyentes es que, aunque no se llegue a los 87 votos, al menos se conseguiría que Castillo responda. Sin embargo, la figura de la vacancia no es una herramienta de interpelación presidencial. Forzar su uso de esa manera supone una gran irresponsabilidad.

La calle. Cientos de ciudadanos protestaron afuera del Congreso en contra de la vacancia. Foto: Gerardo Marín/ La República

Argumentos de esta vacancia son insostenibles

Omar Cairo, constitucionalista

En primer lugar, la moción de vacancia presidencial es improcedente porque no indica ningún hecho que revele incapacidad mental de Pedro Castillo para ejercer el cargo. Si significara inmoralidad, sería un castigo. Y la única forma de sancionar al presidente con la destitución es con el juicio político.

En segundo lugar, los argumentos son insostenibles porque se le cuestiona el uso ilegal de fondos públicos en la campaña electoral. Se describe como hechos realizados por terceros, en los cuales él no habría tenido intervención.

PUEDES VER: Ilich López sobre moción de vacancia: “Es un tema que lo que hace es seguir polarizando al país”

El segundo cargo que le acusan es el haber designado ministros a determinadas personas, lo cual, según la moción, constituye una infracción al artículo 44 de la Constitución. Sin embargo, la vacancia por incapacidad moral no castiga infracciones a la Constitución. Estas son sancionadas mediante el juicio político. Además, si esos nombramientos fueran infracciones a la Constitución, el Congreso habría sido cómplice por permitir que dichos ministros continuaran en el cargo.

En tercer lugar, se afirma como sustento que el presidente ha empleado su posición para favorecer a personas y empresas, pero cuando se describe la conducta solo se afirman hechos realizados por terceros y no por él, y que se encuentran en investigación.

En cuarto lugar, se le cuestiona por fortalecer relaciones con gobiernos antidemocráticos como Venezuela, perdiéndose de vista que el Perú, como la mayoría de los países, mantiene relaciones con gobiernos que adoptan distintos sistemas políticos ajenos a la democracia, como, por ejemplo, la China Popular. Y a nadie se le ocurre considerar que eso constituye una incapacidad moral por fortalecer relaciones con esa potencia mundial.