LR DATA - Solo hay un resonador magnético operativo por cada 10.000 pacientes con cáncer
Política

Steven Levitsky: “A este Gobierno, nuevo, lo veo con la opción de construir puentes de gobernabilidad”

Entrevista al politólogo y profesor de Harvard, quien afirma que “Mirtha Vásquez tiene la capacidad de ser una buena presidenta del Consejo de Ministros”. Por otro lado, manifiesta que la etapa de Guido Bellido en el premierato resultó desastrosa.

Convivencia. Para Levitsky, el gabinete abre la chance de una mejor relación con el Congreso. Foto: difusión
Convivencia. Para Levitsky, el gabinete abre la chance de una mejor relación con el Congreso. Foto: difusión
Enrique  Patriau

En la siguiente entrevista, el politólogo y profesor de Harvard Steven Levitsky señaló que la etapa de Guido Bellido en el premierato resultó desastrosa, pero que ahora, con la llegada de Mirtha Vásquez en su reemplazo como titular de la PCM, se abren opciones de gobernabilidad para el régimen que lidera Pedro Castillo.

Luego del nombramiento de Mirtha Vásquez usted escribió que era un nuevo inicio para el Gobierno. ¿Por qué?

Para cualquier analista serio este Gobierno con Bellido era una payasada, básicamente performativo. No iba a poder hacer ni el 2% de lo que decía. Fue desastroso. Este primer gabinete podría haber provocado un golpe. Incluía a gente autoritaria, chavista y quizás senderista. Tener a gente señalada de simpatizar o haber simpatizado con Sendero Luminoso y no removerla es un suicidio. No conozco a Castillo, no podría decir por qué tardó…

Muy poca gente podría decirlo con certeza, más allá de las especulaciones.

De acuerdo. Lo que se puede decir de Castillo es que es un novato, con experiencia cero y muy débil y que, parece, no quería gobernar. Ese es otro de los problemas de los outsiders, que a veces son símbolos, representan, hacen performances, pero no tienen experiencia y a veces no quieren gobernar.

Son buenos en campaña.

Eso sí. A ver, Castillo jamás pensó que iba a ser presidente. Fue electo y no sabía qué hacer. Dejó un vacío enorme que Cerrón y Bellido…

¿Aprovecharon?

Ni Cerrón ni Bellido son políticos con mucho talento, creo que se ha sobreestimado su capacidad y poder, pero vieron el vacío y jugaron a gobernar. Lo de ahora es un Castillo 2.0, podría ser un Gobierno bueno, malo, mediocre, aunque mínimamente serio. Creo que Mirtha Vásquez tiene la capacidad de ser una buena presidenta del Consejo de Ministros. Así se debió empezar, con un Gobierno de izquierda democrática, más o menos amplia. No digo que es el mejor gabinete del mundo. Se perdieron dos meses, pero mejor ahora que nunca.

¿Fue buena idea llamar a Vásquez, entonces?

Tiene una larga trayectoria de compromiso por la democracia y los derechos humanos. Muy diferente a Bellido, para mí un autoritario.

Dice que Castillo renunció a gobernar estos dos meses…

Parece. Como digo, no lo conozco, aunque esa impresión da. No es algo común en América Latina, donde normalmente buscan la presidencia políticos muy ambiciosos. Hay un modelo poco común según el cual Castillo podría ser un presidente más representativo, más simbólico, y dejar el Gobierno en manos de alguien democrático y capaz. Esa persona no era Bellido, podría serlo Vásquez.

Es curioso que se diga que Castillo no gobierna, idea compartida por varios. En la campaña se le acusaba de ser un dictador comunista en potencia y cuando llegó al poder el diagnóstico cambió radicalmente.

Tú sabes, los politólogos a veces nos equivocamos, pero hay algunas cosas que entendemos. Y una cosa que algunos en la tele y en los medios no entendían es que este Gobierno necesariamente iba a ser débil. El Gobierno de Castillo no iba a tener la capacidad, aunque quisiera, de imponer una dictadura. Los politólogos tuvimos razón.

Hacía notar la contradicción.

Añadiría: mejor gobernar con una presidenta del Consejo de Ministros comprometida con la democracia que uno que no. Estoy durmiendo mejor.

¿Podría mejorar la relación entre el Ejecutivo y el Legislativo?

Este fue el problema de los cinco años anteriores. Los gobiernos sin partido fuerte ni mayoría han estado enfrentados con el Congreso. Hay gente de izquierda que dice que si Perú Libre se divide, Castillo se volvería más vulnerable, porque podría ser vacado por una coalición de derecha e izquierda. No lo creo así. A este Gobierno, nuevo, lo veo con la opción de construir puentes de gobernabilidad con el centro en el Congreso. Sigue existiendo el riesgo de malas relaciones, pero con Bellido íbamos hacia un choque de trenes. Me parece mucho menos probable ahora.

¿Qué tan posible es en la América Latina de hoy un Gobierno exitoso de izquierda?

(Risas). Ha habido, claro.

Lo sé. La idea es recordarlo para quienes lean.

Uruguay ha tenido gobiernos exitosos de izquierda. Brasil, con complicaciones al final, ha tenido. Chile también. ¿Son de ultraizquierda? No. Son socialdemócratas, gobiernos comprometidos con la democracia liberal y dispuestos a trabajar dentro del capitalismo. Un gobierno anticapitalista y antidemocrático va a tener mucha más dificultad. El problema en el Perú no es tanto de izquierdas, el asunto es que es un país muy difícil de gobernar porque el Estado y los partidos son débiles. Perú Libre o cualquier partido que surja detrás de Castillo no es el Frente Amplio de Uruguay, ¿no? Otro país más parecido a Perú es Bolivia. Evo Morales debilitó mucho la democracia boliviana queriendo quedarse en el poder violando la Constitución, pero el MAS gobernó bien. Bolivia creció. La movida de Morales fue autoritaria, sin embargo la tasa de crecimiento fue igual a la de Perú.

Con casi tres meses de gobierno, ¿qué ve en Castillo?

Es difícil saberlo. Habla poco, ha tomado pocas decisiones, ha sido un poco errático y está claramente aprendiendo a gobernar. Uno quisiera una situación en donde se aprende antes, no mientras. Me parece que tiene instintos pragmáticos, que ha tomado últimamente las decisiones correctas. En esto estoy menos seguro, pero me parece que tiene reflejos mínimamente democráticos, que no es una figura autoritaria, como Cerrón o Bellido.