La estrategia de la oposición para censurar a Iber Maraví sin tomar riesgos

Fecha clave. El 7 de octubre vence el plazo para que Castillo promulgue la ley que modifica la cuestión de confianza. Todo indica que la observaría. En el Congreso, la oposición aguarda aprobarla por insistencia para censurar a Maraví sin riesgos.

Para la oposición, el ministro Iber Maraví es una piedra en el zapato para la gobernabilidad. Aguardan al fin de semana para presentar la moción de censura. Foto: Antonio Melgarejo / La República
Para la oposición, el ministro Iber Maraví es una piedra en el zapato para la gobernabilidad. Aguardan al fin de semana para presentar la moción de censura. Foto: Antonio Melgarejo / La República
Diego Quispe

Pese a que la moción de censura contra el ministro de Trabajo, Iber Maraví, ya cuenta con las firmas suficientes para presentarse -tiene 42, el reglamento congresal pide, mínimo, 33-, ayer el Consejo Directivo del Congreso no abordó este tema. El documento está listo desde el viernes pasado. ¿Qué es lo que retiene a las bancadas de oposición a interponerla?

La estrategia, según diversas fuentes del Parlamento consultadas por La República, es esperar hasta el 7 de octubre, día en que vence el plazo para que el presidente Pedro Castillo promulgue la ley de interpretación auténtica de la cuestión de confianza.

La norma fue aprobada por el pleno el pasado 17 de setiembre. Es un dictamen que dejaría al Ejecutivo en desventaja frente al Legislativo. El texto de este proyecto prohíbe que el premier interponga cuestión de confianza por proyectos de reforma constitucional y por temas que son competencia exclusiva del Congreso de la República.

PUEDES VER: Moción de censura contra Iber Maraví se presentaría este martes, según congresista Medina

Con dicha iniciativa, el premier Guido Bellido no podría pedir la confianza para salvar a Maraví. Según las mismas fuentes consultadas, con esa ley, las bancadas de oposición alegarán que la censura es una competencia del Parlamento en la que no se puede inmiscuir el Gobierno.

El desenlace dependerá de si el Ejecutivo presenta o no observaciones a la norma.

Posibles observaciones

Fuentes del Ejecutivo confirmaron a este diario que el presidente Pedro Castillo evalúa observar esta propuesta legislativa

Para el constitucionalista Omar Cairo, esto conllevaría a que el pleno del Congreso discuta si incluye o no las recomendaciones del Gobierno en la ley. Sin embargo, la tendencia en las bancadas de oposición es apostar por la insistencia de promulgar el mismo texto. Tienen los votos a favor, pues son las mismas agrupaciones políticas que buscan la censura a Maraví.

PUEDES VER: Portalatino espera que bancadas “actúen razonablemente respecto a la moción de censura”

“Ahí lo que puede hacer Bellido es, antes de que la aprueben, hacer cuestión de confianza por las observaciones; y si aprueban la ley, cae todo el gabinete, pero al día siguiente el presidente puede presentar una acción de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional (TC)”, sugiere Cairo.

Iber Maraví recibió al presidente Pedro Castillo en su despacho el martes 5 de setiembre. Foto: Twitter de Iber Maraví

De ese modo, la primera denegatoria de la confianza se produce y la oposición congresal tendría que evaluar con prudencia si la vuelva a rechazar, pues un segundo gabinete caído deja las puertas abiertas al presidente Pedro Castillo para que los disuelva. Y peor aún si el TC no les da la razón.

Otra salida, agregó Cairo, en caso el Congreso insista con aprobar esta ley, es que el Gobierno inicie un proceso competencial ante el Tribunal Constitucional, con el argumento de que los parlamentarios no están respetando sus facultades.

PUEDES VER: Tello sobre moción de censura contra Maraví: “Esperamos que las bancadas olviden sus pasados golpistas”

Pero recordemos que en el Legislativo, en paralelo, ha iniciado un concurso express para elegir a los nuevos magistrados del TC, que estarán a cargo de resolver cualquier conflicto constitucional o competencial entre ambos poderes en lo que resta del quinquenio.

La comisión especial a cargo de elegir a los jueces constitucionales había planteado, en principio, un cronograma donde el concurso concluía el próximo año. Sin embargo, ahora pretenden acortar el proceso para el 15 de diciembre.

Con la promulgación de la ley de interpretación auténtica de la confianza, al día siguiente, los partidos de oposición presentarían la moción de censura contra Maraví. Dice el reglamento del Congreso que este recurso se discute a partir del cuarto día de haber sido interpuesto.

PUEDES VER: Dos testigos de Iber Maraví eran terroristas y escaparon de la cárcel

A eso se suma que la Comisión de Constitución del Congreso, presidida por la fujimorista Patricia Juárez, ya tiene listo el proyecto de dictamen para modificar la ley orgánica del Poder Ejecutivo con el objetivo de cambiar la cuestión de confianza y evitar la crisis del gabinete. De esa manera, desde todos los flancos, Fuerza Popular y sus aliados buscan artilugios legales para inclinar la cancha a su favor en este conflicto.

Dispuestos a todo

La declaración del último domingo en Cusco del premier Guido Bellido, quien advirtió que, si el Congreso no aprueba su proyecto de ley de reforma agraria, enviará a todos los legisladores a su casa, ha encrespado más los ánimos de las bancadas.

Hernando Guerra García, vocero de Fuerza Popular, sostiene que no le da temor que el primer ministro pida la confianza por Maraví. Sostuvo que su bancada está dispuesta a rechazar la investidura sin temor a la caída del gabinete y las consecuencias que esto pueda implicar a futuro.

PUEDES VER: Jorge Montoya asegura que Iber Maraví ya está fuera del Ministerio de Trabajo

Para el fin de semana, además de esta organización, las bancadas de los partidos de Alianza para el Progreso, Avanza País, Renovación Popular y la mayoría de legisladores de Somos Perú-Partido Morado y Podemos Perú habían fijado su postura contra Maraví.

El portavoz de Acción Popular, Raúl Doroteo, declaró que en su bancada algunos colegas han coincidido en que es necesario zanjar el tema con el ministro de Trabajo. “No hay ningún temor por el cierre del Congreso”, aseguró.

Para la censura de Maraví se necesita la mayoría simple del total de congresistas presentes en la sesión del Pleno. Votos a favor hay de sobra. Solo Juntos por el Perú y Perú Libre, los aliados de izquierda, se oponen a la salida del ministro Maraví, pero no les alcanza. El fujimorismo, Renovación Popular y Avanza País y sus aliados están dispuestos a todo.

PUEDES VER: Ya hay votos para la censura del ministro de Trabajo

Táctica. El premier Guido Bellido apela a la confrontación. Foto: PCM

Reacciones

Raúl Doroteo, Acción Popular

“Por sus declaraciones (Bellido) está buscando la confrontación. Él pone en riesgo su continuidad. No hay ningún temor por el cierre del Congreso. Ellos buscan inestabilidad”.

Wilmar Elera, Somos Perú-Partido Morado

“Primero terminemos de censurar al ministro Iber Maraví y después veremos si es conveniente (censurar al premier Guido Bellido), porque esta coyuntura es dinámica”.

Esdras Medina, Renovación Popular

“Yo como congresista sí podría presentar una moción de vacancia con todas estas cosas que están sucediendo en el Ejecutivo. Voy a hablar primero con mi bancada”.

Ruth Luque, Juntos por el Perú

“Él (Bellido) dice que sus propuestas deberían ser valoradas por el Congreso, caso contrario, la población debe tomar una decisión. Yo no he visto amenazas o apresuramientos”.

PUEDES VER: Marisol Pérez Tello: La renuncia de Maraví y Bellido sería el camino inteligente