Hijo de María Elena Moyano sobre restos de Abimael Guzmán: “Yo desaparecería todo rastro de él”

La activista y defensora de los derechos fue cruelmente asesinada a manos de Sendero Luminoso en Villa El Salvador hace 29 años.

Abimael Guzmán falleció el último 11 de setiembre. Foto: Andina
Abimael Guzmán falleció el último 11 de setiembre. Foto: Andina
Política LR

David Pineki Moyano, hijo de María Elena Moyano, se pronunció sobre la muerte del cabecilla de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, y deslizó lo que haría con sus resto si en él recayera la decisión.

El descendiente de la activista y defensora de los derechos, que fue asesinada cruelmente por Sendero Luminoso, indicó que él desparecería por completo el cadáver de Guzmán Reinoso.

A modo personal, yo lo haría. Si me pongo drástico, lógicamente no me puedo poner al nivel de ellos, pero está claro que yo desaparecería todo rastro de él (Abimael Guzmán). Yo desaparecería todo rastro de él y que no se supiera más de que existió. Sería lo ideal, sobre todo para el país”, señaló en diálogo con Canal N.

Respecto de un posible entierro del genocida senderista y que su tumba eventualmente pueda convertirse en un punto de veneración para sus seguidores, expresó que, por respeto a las familias de los miles de fallecidos a causa del terrorismo, no puede suceder.

“Eso no hay que permitirlo. Puede haber un respeto por la familia, o si no la tuviera, pues lo mismo. Incinerarlo y que nadie sepa dónde están enterrados los restos”, aseveró.

Lazy loaded component

Fiscalía presenta proyecto de ley

Este martes, la Fiscalía de la Nación presentó un proyecto de ley que modifica el artículo 114 de la Ley General de Salud para que jueces y fiscales dispongan de cadáveres en caso de que puedan afectar el orden público, luego de la muerte de Abimael Guzmán.

Tomando en cuenta el vacío legal que existe respecto de los restos que podrían significar un riesgo para la sociedad en caso de una entrega del cuerpo o un acto funerario, la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, realizó esta propuesta al Legislativo.

“El juez o el fiscal, según sea el caso, en decisión especialmente fundamentada, podrá disponer del destino final de los cadáveres, cuyo traslado, funerales o inhumación pudieran poner en grave riesgo la seguridad o el orden público”, señala la iniciativa.