Merino admite que sí le tocó la puerta al almirante Cerdán

Fuera de juego. El presidente del Congreso buscó el respaldo de los altos mandos de las Fuerzas Armadas antes que se iniciara el proceso de vacancia presidencial por el caso de Richard Swing, pero no contó con que el jefe del Comando Conjunto y el comandante general de la Marina darían aviso al ministro de Defensa, Jorge Chávez.

El titular del Congreso, Manuel Merino, reconoció haberse comunicado con el comandante general de la Marina para avisarle del proceso de la vacancia presidencial. (Foto: Jorge Cerdán)
El titular del Congreso, Manuel Merino, reconoció haberse comunicado con el comandante general de la Marina para avisarle del proceso de la vacancia presidencial. (Foto: Jorge Cerdán)
Ángel Páez

Entre las esposas del presidente del Congreso, Manuel Merino, y del comandante general de la Marina, almirante Fernando Cerdán, existe cierto vínculo familiar tumbesino, por lo que no se sorprendió de que el edecán del congresista le dijera que deseaba conversar con él.

Merino afirma que fue el jueves como a las 2 de la tarde. Cerdán cree más bien que sucedió a las 4 de la tarde. Lo que importa es el mensaje que recibió el comandante general de boca del mismo Merino.

El titular del Congreso, como lo ha admitido él mismo, le comunicó al almirante Cerdán que el Poder Legislativo tomaría una decisión trascendental y que se haría conforme a la norma constitucional. Cerdán estaba al tanto de los acontecimientos del día.

Por la mañana de ese jueves, Merino recibió de manos del presidente de la Comisión de Fiscalización, Edgar Alarcón, las grabaciones subrepticias al presidente Martín Vizcarra. Y ya circulaba la versión de la presentación del pedido de vacancia del jefe del Estado.

PUEDES VER Cateriano: “En ninguna parte del mundo se ha visto que el debido proceso se violente de esta forma”

De acuerdo con fuentes de La República, en ese contexto el almirante Cerdán comprendió perfectamente el sentido de la llamada de Manuel Merino. Es más, esa certidumbre lo impulsó a comunicarse con el ministro de Defensa, el general EP (r) Jorge Chávez Cresta, a quien reportó en detalle lo sucedido.

Para entonces, el ministro Chávez ya se había enterado de los intentos fallidos de Merino de querer conversar con el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, el general EP César Astudillo Salcedo, de acuerdo con fuentes de este diario en dicho despacho. Astudillo, informado de lo que sucedía en el Congreso, eludió contactarse con Merino.

Pero nada de esto se sabía, hasta que en la mañana del sábado el portal de investigación periodística IDL-Reporteros informó sobre la actuación de Manuel Merino bajo el título de “Tocando la puerta a los cuarteles”.

En el reportaje se mencionó que el congresista Otto Guibovich Arteaga también llamó al ministro de Defensa. Pero el legislador aclaró que lo hizo para expresarle su desacuerdo por una expresión contra el presidente del Congreso. “Yo no estaba enterado de las comunicaciones del congresista Merino, él debe explicar por qué lo hizo”, señaló Guibovich.

Otto Guibovich y Manuel Merino, ambos integrantes de Acción Popular. Foto: Jorge Cerdán / La República.

PUEDES VER Fiscalía allana casa de Richard Swing y de otros 7 investigados

Sin embargo, la imagen de Manuel Merino tocando la puerta de los cuarteles originó la convocatoria de una rápida reunión del Consejo de Ministros, con la presencia del mandatario Vizcarra. Al mediodía, el primer ministro Walter Martos en conferencia de prensa confi rmó la actuación de Manuel Merino y expresó su rechazo. A continuación, el ministro de Defensa, Jorge Chávez, ofreció detalles de los contactos del presidente del Congreso con altos mandos de las Fuerzas Armadas.

En evidencia

Chávez precisó que Manuel Merino trató del tema del proceso de vacancia presidencial con el almirante Cerdán y que con el mismo objetivo intentó comunicarse varias veces con el jefe del Comando Conjunto, el general César Astudillo, cuando los audios ya eran de conocimiento público desde la mañana del jueves. Chávez subrayó que lo hizo incluso antes que el tema fuera parte de la agenda del Congreso.

“Debo rechazar rotundamente la actitud del señor Merino al realizar estas llamadas, que no solo fueron imprudentes y fuera de lugar sino también colisionan con el orden democrático”, explicó el titular de Defensa: “La actitud del presidente del Congreso ha sido temeraria al pretender involucrar a las Fuerzas Armadas en un proceso político (la vacancia presidencial), del cual los comandantes generales se encuentran absolutamente al margen en estricto respeto al principio no deliberante de las Fuerzas Armadas”.

Pronunciamiento del Ejecutivo del sábado 12 de septiembre. Foto: Presidencia.

PUEDES VER Congresista Edgar Alarcón utilizó fondos de Contraloría para compras del mercado

Precisamente, en la conferencia de prensa, que encabezó el primer ministro Walter Martos, estuvieron presentes dos de los protagonistas del episodio de Merino, el general César Astudillo y el almirante Fernando Cerdán, en compañía de los comandantes generales del Ejército, la Fuerza Aérea y de la Policía Nacional. Con este acto, los promotores de la vacancia presidencial recibieron un duro golpe en la línea de fl otación de su propósito. Merino quedó en evidencia.

Probablemente, el titular del Congreso no calculó que el presidente Vizcarra cuenta con más contactos en el ámbito castrense que él: el general de división EP (r) Walter Martos y el general de brigada EP (r) Jorge Chávez son integrantes del gabinete. ¿Acaso pretendía que el general de división EP César Astudillo no avisaría de sus intentos de comunicación en el contexto del escándalo de los audios?

Tocando madera, Merino no tuvo más remedio que admitir que se comunicó con el comandante general de la Marina. Y aunque pretendió normalizar el contacto con la autoridad castrense, no pudo disipar la sospecha de una conspiración en curso, porque él mismo afirmó que habló con el almirante después de que se difundieron los audios, y cuando se preparaba el pedido de vacancia. Por eso, advirtió al almirante Fernando Cerdán que estuviera tranquilo porque todo se haría “conforme a la Constitución”.

PUEDES VER Cambio de posturas en APP y el partido Podemos Perú

“Con total y absoluta transparencia se hizo un llamado a la calma, no solo a las Fuerzas Armadas, sino a la ciudadanía, porque se podía generar una crisis (...) La conversación sostenida con el almirante Cerdán fue para decirle que frente a la crisis que se estaba presentando en el Parlamento, que era de público conocimiento, se iba a actuar estrictamente en el marco de la Constitución”, dijo .

Merino rechazó haber sido parte de una confabulación para vacar al presidente Vizcarra y asumir la jefatura del Estado en su lugar. Y atribuyó a Vizcarra el origen de la crisis política, responsabilizándolo por no haber dicho la verdad sobre el caso de Richard Swing.

“Se ha tratado de confundir a la población haciendo creer que hay un complot. (Pero) si el presidente del Congreso llama a un miembro de las Fuerzas Armadas para trasmitir calma se le llama golpista, pero si el presidente (Vizcarra) se rodea de las Fuerzas Armadas para emitir un pronunciamiento político, se le llama sujeción a la Constitución”, cuestionó Manuel Merino, pasando por alto que el presidente, como jefe supremo de las Fuerzas Armadas, puede convocar o contactar a los comandantes generales de los institutos castrenses. Una prerrogativa con la que no cuenta el titular del Congreso.

PUEDES VER César Acuña: “Sería innecesario e impertinente forzar una vacancia presidencial”

Si quería hablar con el jefe del Comando Conjunto, o con alguno de los comandantes generales, debió hacerlo por intermedio del ministro de Defensa, Jorge Chávez. Por el contrario, lo hizo al margen de este. Ahora se sabe por qué.

Si se comprueban los hechos, procedería delito de sedición

La titular de Justicia, Ana Neyra Zegarra, manifestó que si las investigaciones concluyen que el presidente del Congreso, Manuel Merino, recurrió a altos mandos de las Fuerzas Armadas en el marco del proceso de vacancia podría configurarse dicho acto como delito de sedición.

“Evidentemente quiero apelar todavía al espíritu democrático del presidente del Congreso y quiero pensar que él no se ha prestado a este juego. Quiero pensar que esto no se ha configurado de esta forma porque si estos hechos estuvieran verificados estaríamos ante un delito de sedición”, indicó la ministra Neyra a Radioprogramas.

PUEDES VER Martín Vizcarra: Ejecutivo interpondrá demanda competencial ante el TC luego de admisión de la moción de vacancia

“Vamos a escuchar en el consejo las explicaciones y sustento con mayor detalle del ministro de Defensa y según esto tendremos que proceder como gobierno sobre las acciones a tomar”, subrayó la titular de Justicia en la mañana del sábado. Efectivamente, poco después, el ministro Jorge Chávez confirmó que Merino habló con el almirante Fernando Cerdán.

La palabra

José Cueto Aservi, ex-CG de la Marina

“El presidente del Congreso sabe perfectamente dónde están las Fuerzas Armadas, y lo que corresponde es que, si el Congreso quiere hablar con un alto mando de cualquier instituto, el camino formal es el ministro de Defensa”.

Roberto Chiabra León, ex-CG del Ejército

“La llamada del presidente del Congreso es una conducta impropia en una democracia, y que se intente involucrar a las FFAA en una cuestión política. Las FFAA están subordinadas constitucionalmente al presidente de la República”.

Vacancia presidencial, últimas noticias:

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacas de los temas que marcan la agenda nacional.