Programan audiencia contra gobernador de Tumbes

Wilmer Dios Benites.
Wilmer Dios Benites.
La República
13 08 2019 | 10:29h

El juzgado de investigación preparatoria de Tumbes especializado en delitos de Corrupción de Funcionarios de Tumbes programó para los días 07 y 08 de agosto del presente año, la audiencia de control de acusación en el proceso seguido contra Wilmer Dios Benites y otros por el delito de Colusión en agravio del Estado.

El caso está relacionado con el proceso de exoneración para la culminación de la obra: “Mejoramiento de la infraestructura vial urbana y drenaje pluvial en calles del Barrio San José – Tumbes” durante la primera gestión del actual gobernador regional. Pese a que la audiencia se programó para dos días seguidos a fin de resolver el caso y determinar si va a juicio oral, es decir, debatir el requerimiento acusatorio del Ministerio Público, la audiencia se frustró por la actitud del fiscal provincial que en todo momento se mostró reacio a sustentar su acusación.

PUEDES VER Fiscalía ratifica pedido de cadena perpetua para Elidio Espinoza

Iniciada la audiencia, se dio conformidad a la misma con la concurrencia de todos los abogados, previa exclusión de uno de ellos por inasistencia injustificada por lo que se designó defensor público. Seguidamente correspondía la sustentación del fiscal, pero el Dr. Pedro Humberto Ruiz Sime solicitó reprogramación alegando que se debía notificar a los acusados para que nombren nuevo abogado y estaba pendiente un recurso de nulidad en la Sala de Apelaciones. El juez rechazó su pedido al ser una audiencia inaplazable y porque la audiencia no estaba condicionada a lo que debía resolver la Sala de Apelaciones de Tumbes. A continuación, el fiscal no sustentó su acusación, sino que formuló nulidad a lo resuelto por el juez Jaime Elías Lecarnaque. El magistrado desestimó la nulidad alegando que no se vulneran derechos de los acusados porque no existen derechos absolutos y la defensa pública ejerce la defensa de los acusados; sin embargo, el fiscal insistió apelando de manera oral la decisión del juez. Éste rechazó la apelación por cuando consideró que no estaba debidamente sustentada, a lo que el fiscal manifestó que al negársele la apelación se evidenciaba la parcialización del juez, por lo que seguidamente lo recusó; es decir, pidió al juez que se aparte del proceso por considerar que ya no es imparcial. El juez al emitir su resolución desestimó la recusación formulada porque consideró que el simple rechazo de un pedido del fiscal no constituye motivo suficiente para dudar de su imparcialidad.

La audiencia no pudo continuar porque el juez debe seguir el trámite y remitiendo la recusación a la Sala de Apelaciones, sea ésta quien confirme si el juez Elías Lecarnaque debe seguir en el proceso o debe designarse un nuevo juez para el caso.

Pero lo que llama la atención es que sea un fiscal quien recusa o pide cambio de juez. Generalmente son los abogados quienes utilizan este recurso para distraer y dilatar un proceso; sin embargo, en este caso estaban todos los abogados presentes y correspondía la sustentación del fiscal, lo que finalmente no sucedió por los sucesivos pedidos del fiscal de pedir reprogramación, nulidad, apelación y recusación.

Por último, el magistrado Elías Lecarnaque consideró que el fiscal no estaba cumpliendo con sus obligaciones por lo que resolvió excluirlo del caso y solicitar al Presidente de la Junta de Fiscales Superiores de Tumbes designe un nuevo fiscal para que conozca el proceso. Además, ante la actuación del fiscal dispuso poner en conocimiento de Control Interno de Tumbes para que actúe según ley.