Virtual vicegobernador de Huancavelica no podría ejercer sus funciones hasta el 2020

Guillermo Quispe, el virtual vicegobernador del movimiento regional liderado por Maciste Díaz, es uno de los 38 funcionarios de Huancavelica inhabilitados para ejercer cargos públicos debido a estar inmerso en casos de corrupción.

Guillermo Quispe, el virtual vicegobernador del movimiento regional liderado por Maciste Díaz, es uno de los 38 funcionarios de Huancavelica inhabilitados para ejercer cargos públicos debido a estar inmerso en casos de corrupción.

El virtual vicegobernador de Huancavelica por el Movimiento Trabajando para Todos, Guillermo Quispe Torres, es uno de los 38 funcionarios públicos que fueron inhabilitados para ejercer cargos públicos, lo que le impediría que ejerza sus funciones hasta el 2020.

El funcionario fue inhabilitado por la Contraloría General de la República por el lapso de dos años y seis meses, según la resolución N° 103 – 2018, del Tribunal Superior de Responsabilidades Administrativas, sin embargo pudo ser elegido como virtual vicegobernador.

Sobre esta contradicción, el contralor general de la República, Nelson Shack Yalta, señaló que la institución que preside y el Jurado Nacional de Elecciones presentaron una propuesta legislativa para que se norme este vacío.

"En la actualidad no existe coherencia entre las sanciones que impone la Contraloría General y la posibilidad de que el candidato sea electo. ¿Cómo se puede entender que una persona que es inhabilitada para ejercer funciones públicas puedan ser elegidas electas? Esto quiere decir que sus firmas no tienen valor, que no van a poder ejercer sus funciones, que no van cobrar sus saldos", señaló el contralor general.

Asimismo el gerente regional de control de Huancavelica, Vladimiro Vegas Palomino, señaló que el procedimiento administrativo sancionador de la Contraloría General, se debe a que Guillermo Quispe Torres, habría cometido una infracción muy grave, relacionada a la transgresión de los principios, deberes y prohibiciones establecidas en las normas de ética y probidad de la función pública.

Guillermo Quispe Torres se defendió diciendo que la sanción de la Contraloría sería parte de una persecución política y que está apelando esta decisión para que pueda ejercer el cargo para el que fue elegido.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO