Camargo Correa planeó financiar campaña de García

En el 2006. Correos electrónicos entre altos directivos de esa empresa revelan interés por “posicionarse” con el líder aprista. Luego ganaron contratos por alrededor de US$ 450 millones.

En el 2006. Correos electrónicos entre altos directivos de esa empresa revelan interés por “posicionarse” con el líder aprista. Luego ganaron contratos por alrededor de US$ 450 millones.

Directivos de la empresa brasileña Camargo Correa, otra de las protagonistas del caso Lava Jato, planearon financiar la campaña electoral del expresidente Alan García durante la segunda vuelta de los comicios del 2006, con el objetivo de obtener millonarias licitaciones cuando este llegara a Palacio, reveló ayer el portal Convoca.pe.

Ya con García como presidente, Camargo Correa y sus consorciadas ganaron contratos por alrededor de 450 millones de dólares. Incluso, en el 2008 se adjudicó, en consorcio con la francesa OTV, la construcción de la planta de tratamiento de Huachipa, megaobra en la que la Contraloría General de la República detectó irregularidades.

Correos electrónicos enviados entre el representante de Camargo Correa en el Perú, Marcos de Moura Wanderley, y su jefe en Brasil, Carlos Fernando Namur, revelan que el primero se refería a García como el “rey” y estaba preocupado por la relación “de intimidad” entre el líder aprista y Odebrecht.

Autoritario

El 1 de mayo del 2006, en medio de la campaña por la segunda vuelta electoral que enfrentaban Alan García y Ollanta Humala, el brasileño De Moura le escribió a Namur un correo con siete conclusiones, entre las que destacan las siguientes:

“El cuadro que se vislumbra, con Alan presidente, es el refuerzo de la dupla AG (Andrade Gutiérrez)-CNO (Constructora Norberto Odebrecht)”.

“Lo que estamos solicitando sería un apoyo, esperamos todavía oportuno, a Alan para ver si conseguimos posicionarnos”.

“Recuerdo que la contribución pasada no tiene nada que ver con esta”.

“Te recuerdo que Alan no es como Toledo. Es autoritario y tiene una línea de poder bien definida. ¿Imagínese en el futuro próximo no ser amigos del rey?”.

Ese y otros correos entre los directivos brasileños, difundidos por Convoca, muestran que De Moura vio altamente probable que García derrotaría a Humala, tal como finalmente ocurrió. Por ello consideró oportuno financiar la campaña aprista.

Lo niega todo

Alan García se manifestó ayer tras enterarse de la divulgación de los correos, y aseguró que no recibió ningún aporte de la citada compañía.

“Queda claro que los Camargo Correa no me conocieron y solo hablaban del temor de no tener ningún contacto a cuatro semanas de la segunda vuelta”, escribió en Twitter.

“Que unos brasileros discutieran su interés de acercarse a un partido es su especulación. Jamás aportaron nada a mi candidatura”, aseguró.

Cabe recordar que la Fiscalía investiga los presuntos pagos de coimas de empresas brasileñas durante la gestión de García.

La clave

Camargo Correa ganó en el 2009 la construcción del proyecto hidroenergético Alto Piura, que fue cancelado con solo el 6% de avance en el 2013, cuando la empresa brasileña ya había cobrado 259 millones de soles, recordó Convoca.

Vínculos con el entorno de Alan García

El directivo brasileño Marcos de Moura mencionó en al menos dos correos que existía una relación entre Camargo Correa y la constructora peruana Upacá, del círculo cercano de Alan García. “Recuerda que construimos una relación con Upacá durante más de cinco años”, escribió el 1° de mayo del 2006.

Y en otro correo del 25 de abril de ese año, De Moura recuerda que la alianza con Upacá, “cuyos propietarios están extremadamente ligados al partido aprista y en especial a Alan García”, es una forma de ‘entrada’ económica.

El asesor legal de Upacá, Federico Vegazo Isla, aseguró a Convoca que es “inverosímil” que Camargo Correa haya realizado aportes a la candidatura de García a través de la constructora peruana.

Te puede interesar