Marisa Glave

Marisa Glave

Desde la raíz

Más columnas

Marisa Glave

Derecha golpista22 Oct 2021 | 7:27 h

Marisa Glave

Peinadito de Cleopatra15 Oct 2021 | 7:11 h

Marisa Glave

Gol con la zurda08 Oct 2021 | 8:26 h

Marisa Glave

Obsolescencia política programada01 Oct 2021 | 8:50 h

Gira del presidente y los tropiezos del premier

“Es una pena que esta buena performance se manche con un ejercicio de poder absurdo del premier”.

Mientras la gira del presidente Castillo por México y Estados Unidos fue exitosa, la performance del premier ha puesto en evidencia pugnas de poder dentro del gobierno. Queda cada vez más claro que no existen consensos sobre el rumbo a seguir.

El presidente Castillo usó de manera inteligente los espacios ofrecidos en Naciones Unidas, OEA y Celac para poner dos mensajes claros, el primero que su gobierno no es comunista/chavista y que sí respetará los derechos de propiedad, buscando así neutralizar la imagen construida desde la extrema derecha.

Este primer mensaje espera calmar a las y los inversionistas que, como han señalado desde Julio Velarde hasta Francisco Durand, están retirando capitales del país, ya sea a modo de “prevención” o a modo de “evasión”, pero lo cierto es que hay una fuga que debe parar si es que no queremos afectar más nuestra economía y con esto, lo más importante, no se recuperen los puestos de trabajo perdidos durante la pandemia. No podemos cerrar los ojos ante la gravedad de la crisis económica vivida y el daño causado a miles de familias que tienen a uno o más de sus miembros sin empleo.

El otro mensaje buscó dejar claro el énfasis de su gestión, o al menos su principal preocupación como mandatario: la necesidad de combatir la desigualdad. En algunos discursos poniéndose él como ejemplo, en otros poniendo datos en relación con la agenda de derechos. Lograr una vida digna para la gente, para los millones de peruanos y peruanas, supone garantizar alimentación, salud, educación, acceso a servicios esenciales como agua y vivir en un ambiente sano.

Lanzó una propuesta de pacto social global, que combata la desigualdad, que garantice vacunación universal —dejando de lado el interés económico de los dueños de las patentes— y la necesidad de tomar en serio la agenda de cambio climático. Así, incluso ha anunciado que en el Perú se declarará una “emergencia climática”.

Este esfuerzo del presidente ha sido acompañado por un equipo de ministros. El canciller Maúrtua, que pese al poco tiempo en el cargo logró resolver todos los requerimientos para esta gira. El ministro de Economía, Pedro Francke, que además asistió con el presidente a reuniones con empresarios para poner énfasis en la estabilidad que el país garantiza para sus inversiones. Y el ministro de Salud, Hernando Cevallos, que se sumó al esfuerzo de una campaña regional y global por la vacunación.

Es una pena que esta buena performance se manche con un ejercicio de poder absurdo del premier. En un afán de poner en evidencia desacuerdos con el equipo de Cancillería, el premier usó las redes sociales para hacer una especie de pataleta, invitando al canciller a retirarse. No es la primera vez que lo hace.

Es evidente ya que las y los ministros tienen relación directa con el presidente Castillo y que la figura del premier se desvanece.