EE. UU. autoriza una segunda píldora de Merck contra la COVID-19

El medicamento puede usarse para tratar casos moderados de coronavirus en adultos que hayan dado positivo, que estén en alto riesgo de ser hospitalizados o morir por la enfermedad.

Molnupiravir, el medicamento experimental contra Covid-19 desarrollado por Merck y Ridgeback. Foto: AFP
Molnupiravir, el medicamento experimental contra Covid-19 desarrollado por Merck y Ridgeback. Foto: AFP
Mundo LR

La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, en inglés) de EE. UU. autorizó este jueves 23 de diciembre el uso de emergencia de la pastilla contra la COVID-19 del laboratorio estadounidense Merck para adultos de alto riesgo, un día después de que diera luz verde a una similar de Pfizer.

La FDA, el ente regulador de EE. UU., especificó que la píldora debe administrarse a los adultos que estén experimentando síntomas leves o moderados del nuevo coronavirus y que tengan mayores riesgos de ser hospitalizados o morir debido a su edad o enfermedades previas, incluido asma y obesidad.

En un comunicado, la agencia estadounidense indicó que la píldora se podrá administrar solo a quienes no puedan acceder a otros tratamientos autorizados por las autoridades estadounidenses o que clínicamente se considere que es mejor que tomen el tratamiento de MSD.

PUEDES VER: La FDA autoriza píldora contra la COVID-19 de Pfizer: primer tratamiento antiviral oral

“La autorización de hoy proporciona una opción de tratamiento adicional contra el virus SARS-Cov-2 en forma de pastilla que se puede tomar por vía oral”, dijo Patrizia Cavazzoni, científica de la FDA.

Las dos pastillas tienen varias diferencias. Por ejemplo, la de Pfizer podrá administrarse a niños mayores de 12 años, pero la de MSD no está recomendada para pacientes menores de 18 años porque puede afectar el crecimiento óseo y cartilaginoso, detalló la FDA en su comunicado.

Asimismo, la pastilla de MSD reduce el riesgo de muerte y hospitalización en un 30%, un porcentaje menor al anunciado inicialmente; mientras que el fármaco de Pfizer tiene una efectividad del 89%.

PUEDES VER: Rusia registra el fármaco MIR-19, universal contra todas las variantes del coronavirus, incluida ómicron

La pastilla de MSD, que se venderá con el nombre de Molnupiravir, solo podrá ser comprada con receta médica y los pacientes deben tomarla tan pronto como sepan que tienen la enfermedad, como máximo dentro de los cinco primeros días en los que hayan presentado síntomas, detalló la FDA en su comunicado.

El tratamiento, que fue autorizado en Reino Unido, consta de cuatro cápsulas de 200 miligramos que se deben tomar cada 12 horas durante un máximo de cinco días.

Una segunda píldora contra el nuevo coronavirus. Foto: AFP

El fármaco funciona atacando una enzima que el virus de la COVID-19 utiliza para hacer copias de sí mismo, por lo que se previene su multiplicación y mantiene la carga viral a niveles bajos en el organismo, con lo que reduce la gravedad de la enfermedad.

MSD espera que su píldora sea efectiva contra las nuevas variantes, incluida ómicron, ya que el fármaco afecta a partes del virus que no tienen que ver con la proteína espiga, que es lo que suele variar en las mutaciones.

PUEDES VER: Chile confirma cuarta dosis de la vacuna contra la COVID-19 a partir del 15 de febrero

Pfizer expresó la misma esperanza, ya que su píldora funciona bloqueando una encima específica que el coronavirus necesita para replicarse.

Con la autorización de la píldora de MSD, los estadounidenses pronto tendrán disponibles, para tomar en sus casas si los necesitan, dos tratamientos contra la enfermedad.

Se espera que las pastillas sean una herramienta crucial para reducir las hospitalizaciones, en un momento en el que los casos se han disparado por ómicron.

Hasta ahora, todos los tratamientos en EE. UU. contra la enfermedad se administraban a través de una inyección o por vía intravenosa.

Con información de EFE y AFP.