La falta de combustible en Haití fuerza el cierre de 50 centros de salud

La escasez de gasolina y gas causada por las pandillas en Puerto Príncipe ha provocado que centros de salud y servicios de telecomunicación dejen de funcionar.

En Haití, la mayoría de hospitales dependen de generadores que funcionan con combustible para mantener con vida a los pacientes. Foto: EFE
En Haití, la mayoría de hospitales dependen de generadores que funcionan con combustible para mantener con vida a los pacientes. Foto: EFE
Mundo LR

La crisis de combustibles que padece Haití ha obligado a suspender la atención médica en 50 centros del país, 15 de ellos ubicados en Puerto Príncipe. El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), ya advirtió que de no solucionarse el problema en los próximos días cientos de niños, niñas y mujeres que buscan atención de urgencia correrán el riesgo de morir.

“Con la inseguridad que prevalece en Puerto Príncipe, la vida de muchas mujeres embarazadas y recién nacidos está en peligro porque los hospitales que deberían brindarles atención vital no pueden operar normalmente debido a la falta de combustible. Corren el riesgo de morir si los servicios de salud no pueden brindarles la atención adecuada”, aseguró el Representante Adjunto de UNICEF, Raoul de Torcy.

Además, desde la semana pasada varios centros de salud vienen advirtiendo la situación crítica que están atravesando. Una asociación de hospitales privados de Haití, que proporciona más del 70% de la atención hospitalaria y de emergencia a la ciudadanía, ha lanzado gritos de alarma al gobierno por el peligro que significaría para sus pacientes que sus instalaciones se queden sin energía.

PUEDES VER: Secuestradores de misioneros en Haití piden rescate de 17 millones de dólares

“Con esta escasez de combustible, la continuidad de los servicios vitales de 40 hospitales a sectores enteros de la población está amenazada. Los más pobres pueden pagarlo muy caro”, dijo la asociación el pasado domingo 24 de octubre.

La misma preocupación la expresó la organización médica Médicos sin fronteras. Esta ONG manifestó, mediante un comunicado, que si la situación continúa como hasta ahora, el hospital de traumatología/quemaduras de Tabarre, en Puerto Príncipe, podría tener que reducir sus actividades y restringir sus criterios de admisión en los próximos días.

En un estado más alarmante se encuentra hospital Saint Damien, uno de los centro pediátricos más importantes de la capital, ya que, según las autoridades del centro sólo les queda combustible para tres días.

PUEDES VER: Terremoto en Haití deja 2.189 muertos, doce mil desaparecidos y hospitales desbordados

“El oxígeno depende de la electricidad. Si no tenemos electricidad para operar el oxígeno y el instrumental (médico), tendremos que suspender la admisión de nuevos pacientes”, advirtió el director de proyectos del Saint Damien, Denso Gay.

Hoy miércoles 27 de octubre es la última jornada de la huelga que se ha venido dando en distintas ciudades del país durante los últimos tres días. Sin embargo, aún las autoridades haitianas no se han pronunciado sobre una posible solución para abastecer de combustible a los hospitales.

PUEDES VER: Protestas en Haití han dejado 26 muertos y 77 heridos, según la CIDH

La escasez de gasolina y gas se debe principalmente a la inseguridad y a los bloqueos de carreteras montados por las pandillas que controlan gran parte de Puerto Príncipe, donde se encuentran los depósitos de carburante. Esto impide el suministro regular de las gasolineras desde hace varios meses.