COVID-19: Miami vuelve al uso obligatorio de mascarillas ante aumento de la variante Delta

“Las mascarillas se exigen (a partir de hoy) a empleados y visitantes en todos los espacios interiores públicos del condado, para protegernos”, señaló Daniella Levine Cava, alcaldesa de Miami-Dade.

La vuelta a la mascarilla parece que llega también a la ciudad de Miami Beach, donde la alcaldía considera una imposición similar a la de Miami-Dade. Foto: AFP
La vuelta a la mascarilla parece que llega también a la ciudad de Miami Beach, donde la alcaldía considera una imposición similar a la de Miami-Dade. Foto: AFP
Mundo LR

El condado de Miami-Dade, en el sureste de Florida, volvió este miércoles 28 de julio del 2021 a imponer la obligación de llevar mascarilla dentro de las instalaciones gubernamentales ante el “alarmante” repunte de COVID-19 en el estado, una medida que afectará tanto a empleados como a visitantes.

Las mascarillas se exigen (a partir de hoy) a empleados y visitantes en todos los espacios interiores públicos del condado, para protegernos” de un posible contagio de la variante Delta, señaló en rueda de prensa Daniella Levine Cava, alcaldesa de Miami-Dade.

También es obligatorio su uso en los servicios de transporte público y aeropuertos bajo las regulaciones federales, añadió Levine Cava, quien alertó sobre el “enorme y alarmante” aumento de los casos de coronavirus en nuestra comunidad y el país.

El estado de Florida registra un repunte de casos semanales con la alarmante cifra de 73.199 nuevos contagios en la semana del 16 al 22 de julio, un aumento del 60% respecto de la anterior (45.584 casos), más que ningún otro estado del país, según datos del Departamento de Salud de Florida (FHD, en inglés) publicados el viernes 23 de julio.

La tasa de positividad en el estado alcanzó el 15,1%, con un promedio de 10.000 nuevos contagios diarios para un acumulado total de cerca de 2,5 millones de casos desde el inicio de la pandemia el 1 de marzo de 2020, según el FHD, que ahora solo informa de la incidencia de COVID-19 una vez por semana.

Pese a que la regidora de Miami-Dade no anunció la imposición de su uso a empresas o restaurantes, recomendó encarecidamente a los empresarios y la población en general que lleven la mascarilla en interiores o donde haya gente congregada, “especialmente los que no están vacunados”, precisó.

Levine Cava se mostró preocupada por la tasa de positividad de COVID-19 en Miami-Dade, que se sitúa, dijo, sobre el 10% y con 11.104 nuevos casos de contagio la pasada semana.

Y aunque el 75% de la población elegible del condado (12 años o más) se ha vacunado ya contra el coronavirus, “todos los que no lo han hecho corren un riesgo extremo”, insistió.

“Tomaré todas las medidas necesarias para proteger a nuestra comunidad y lo haré con total transparencia en el reporte de los hechos”, resaltó Levine Cava, para agregar que muchos de los nuevos hospitalizados son personas sanas, jóvenes entre los 30 y 40 años de edad.

Miami Beach, por el mismo camino

La vuelta a la mascarilla parece que llega también a la ciudad de Miami Beach, donde la alcaldía considera una imposición similar a la de Miami-Dade, tras el reciente anuncio de nuevas pautas hecho por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

“Exhorto a mis colegas a que consideren exigir a nuestros empleados y a las personas que ingresan en los edificios gubernamentales que se pongan mascarillas”, dijo el alcalde de Miami Beach, Dan Gelber, durante una reunión de la comisión municipal.

Con información de EFE