CHAMPIONS LEAGUE - ¡Histórico! Con Dulanto de titular, Sheriff venció al Real Madrid en el Bernabéu

Angela Merkel: “Estamos ante una nueva pandemia más letal e infecciosa”

Preocupada ante la “situación grave” en Alemania, la canciller afirmó que ya se pude hablar de “una nueva pandemia” ante la aparición de nuevos linajes del virus.

En la lucha contra el coronavirus, el Gobierno central y las regiones también apuestan por la campaña de vacunación, que no avanza a la velocidad deseada. Foto: AFP
En la lucha contra el coronavirus, el Gobierno central y las regiones también apuestan por la campaña de vacunación, que no avanza a la velocidad deseada. Foto: AFP
Mundo LR

Una Semana Santa en Alemania casi confinados: la mayoría de los comercios estarían cerrados y los oficios religiosos se anularían o se celebrarían en línea para frenar “la nueva pandemia” de coronavirus provocada por la variante británica.

Durante cinco días, del 1 al 5 de abril, el país viviría un “tiempo de calma”, con restricciones reforzadas decididas por Angela Merkel y los 16 estados federados al cabo de 12 horas de negociaciones. Sin embargo, un día después del anuncio, el Gobierno dio marcha atrás y renunció a aquellas medidas restrictivas. Fue “un error”, admitió la canciller Angela Merkel.

Las críticas no tardaron en llegar, incluso desde el gobierno conservador. Especialmente virulentos fueron los comentarios de los círculos empresariales, que deploraron los cierres de negocios, en un contexto económico ya muy complicado en el país.

“La situación es grave. El número de casos aumenta exponencialmente y las camas de cuidados intensivos se vuelven a llenar”, había enfatizado Merkel, muy seria, en una rueda de prensa celebrada en mitad de la noche en la cancillería.

La tasa de incidencia alcanzaba el lunes los 107,3 casos por 100.000 personas, en constante aumento desde hace unas semanas, con más de 7.700 casos nuevos y 50 muertes registradas.

“Estamos básicamente ante nueva pandemia (...) más letal, claramente más infecciosa y contagiosa durante más tiempo”, advirtió la científica y política. Por ello, anunció la activación del dispositivo de “freno de emergencia” negociado a principios de marzo y que prevé volver a las restricciones suprimidas a principios de mes cuando la tasa de incidencia supere 100 en siete días, advirtió la alta funcionaria, que quiere evitar la saturación en los servicios de reanimación.

En la lucha contra el coronavirus, el gobierno central y las regiones también apuestan por la campaña de vacunación, que no avanza a la velocidad deseada. “Estamos en una carrera por la vacunación, que debe ser eficaz lo antes posible”, advirtió la canciller.

En este sentido, Merkel alzó la voz contra la anglo-sueca AstraZeneca, que acumula retrasos en las entregas de vacunas, y dijo que apoya la amenaza de la Unión Europea de bloquear sus exportaciones fuera de Europa.

Estas nuevas medidas llegan en un momento en el que la mayoría de los alemanes, según un sondeo, se oponen a un endurecimiento de las restricciones, después de más de un año de esfuerzos.

Angela Merkel pide perdón

Angela Merkel reconoció haber cometido “un error” al querer endurecer las normas sanitarias contra la COVID-19 en Alemania para el fin de semana largo de Semana Santa y confirmó el abandono del plan que había provocado numerosas críticas

“Un error debe llamarse error y, sobre todo, debe corregirse. (...) Sé que esta propuesta ha causado una incertidumbre, lo lamento profundamente y por ello pido perdón a los ciudadanos”, dijo Merkel, cuyo partido retrocede en los sondeos por la gestión de la pandemia.

Según la canciller, el plan tenía “las mejores intenciones” en un momento en que los contagios aumentan en el país, donde ya han muerto más de 75.000 personas de coronavirus, pero no podrá ponerse en práctica correctamente “en un periodo tan corto de tiempo”.

La situación sanitaria de Alemania no es una excepción. En otros países europeos, las cifras de contagios vuelven a encender las luces de alarma mientras los ciudadanos pierden ya la cuenta de las restricciones, los confinamientos o las olas de la pandemia.

En Bélgica, el primer ministro Alexander De Croo anunció nuevas medidas este miércoles para “superar la tercera ola” del virus, que incluyen educación a distancia para casi todos y restricciones en comercios no esenciales.

Con información de AFP.