LO ÚLTIMO - La lista de convocados para los partidos contra Colombia y Ecuador EN VIVO - Últimas noticias sobre derrame de petróleo que afecta al litoral

Putin planea vacunarse contra la COVID-19 el 23 de marzo

El mandatario ruso anunció que se inmunizará contra la enfermedad provocada por el SARS-Cov-2. En el pasado, afirmó que hacerlo frente a las cámaras “sería una tontería”.

Vladímir Putin planea vacunarse este 23 de marzo de 2021. Foto: EFE
Vladímir Putin planea vacunarse este 23 de marzo de 2021. Foto: EFE
Mundo LR

A través de una videoconferencia realizada este lunes, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció que se vacunará contra la COVID-19 este 23 de marzo.

“La vacunación es, por supuesto, una elección voluntaria de cada persona, una decisión personal de cada uno. En particular, yo mismo pretendo hacerlo mañana”, expresó el mandatario ruso sobre la inmunización contra el SARS-Cov-2.

El pasado 15 de marzo, el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), que financió el desarrollo de la vacuna Sputnik V y se encargó de su comercialización, comunicó que un total de 3,5 millones de rusos fueron inmunizados contra la COVID-19 tras recibir las dos dosis de dicho fármaco.

Rusia, China, Estados Unidos, India e Israel, son los cinco primeros países que lideran la lista por tener millones de personas vacunadas con dos componentes en el mundo, reseñó el portal Sputnik.

La vacuna Sputnik V es uno de los tres fármacos anti-COVID-19 hechos en Rusia. Foto: EFE

Putin se negó a vacunarse antes los medios

En Febrero pasado, diversos medios de comunicación del mundo informaban que el mandatario ruso podría vacunarse a finales de este año.

“No quiero hacer tonterías frente a las cámaras”, fueron las palabras que dijo el presidente ruso a los periodistas en esa oportunidad.

Después de ofrecer dichas declaraciones, fueron publicados los resultados de la vacuna rusa Sputnik V, que cuenta con 92% de efectividad a la hora de prevenir la COVID-19.

Putin también informó que 55 países han autorizaron las vacunas rusas hasta la fecha. Bolivia, Argentina y Venezuela son algunas de las naciones latinoamericanas que han permitido el uso del fármaco.