Jair Bolsonaro anuncia nuevo retraso de vacunas en medio de cacerolazo

Mundo LR

larepublica_pe

16 Ene 2021 | 8:05 h
Las excusas del mandatario sobre el nuevo retraso avivaron la jornada de protestas en su contra a lo largo de toda Brasil. Foto: AFP
Las excusas del mandatario sobre el nuevo retraso avivaron la jornada de protestas en su contra a lo largo de toda Brasil. Foto: AFP

El presidente de Brasil explicó que se deben ultimar detalles logísticos y protocolares para el vuelo que recogerá la vacuna de AstraZeneca en la India.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció el último viernes 15 de enero un nuevo atraso de la logística para la búsqueda de dos millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca fabricada en la India.

La noticia incentivó aún más la jornada de protestas que tuvieron lugar en varias ciudades del país sudamericano.

“Fue todo acertado para tener disponibles dos millones de dosis. Solo que hoy, en este exacto momento, está comenzando la vacunación en India. Es un país con mil millones (de habitantes). Entonces, se atrasó en uno o dos días hasta que el pueblo comience a ser vacunado allá”, explicó el mandatario.

Brasil, que ha superado las 208.000 muertes a causa de la COVID-19 y suma casi 8,4 millones de casos, es uno de los tres países más golpeados por la pandemia junto a los EE. UU. y la India.

Como respuesta a este panorama, se ha montado una operación para llevar a territorio brasileño dos millones de dosis de la vacuna esta semana, y así oficializar el inicio de la inmunización en un acto que se tiene previsto para el próximo miércoles en Brasilia.

Pero el Gobierno informó el último jueves que el avión permanecería un día más antes de salir para ultimar los detalles logísticos y protocolares con el Gobierno de la India, a la vez que el presidente admitió el retraso de la operación por más días.

“Allá también hay presiones políticas de un lado y de otro. Eso es lo que veo, pero de aquí a dos o tres días, máximo, nuestro avión va a partir y traer esas dos millones de vacunas para acá”, manifestó el presidente.

Cabe mencionar que ninguna vacuna ha sido aprobada aún por la agencia reguladora de salud brasileña hasta el momento.

Vía redes sociales, se convocó a una jornada de cacerolazos que se sintió en diferentes ciudades de todo el país. La movilización se produjo debido a la crisis que atraviesa el estado de Amazonas (norte), principalmente su capital Manaos, donde se reportaron falta de camas hospitalarias y oxígeno para los pacientes.

Gritos y frases escritas como “Vacuna ya”, “Fuera Bolsonaro”, y “Bolsonaro genocida” se registraron en ciudades como Sao Paulo, Río de Janeiro, la capital Brasilia, entre otras. Esta protesta nacional se debe a su falta de gestión ante la pandemia y a su negacionismo con la misma, así como por el atraso de la llegada de las vacunas.

Cinco partidos de la oposición ya han presentado un pedido de juicio político contra el mandatario por considerar que cometió una serie de delitos de gestión que derivó en el caos humanitario de Manaos.