Brasil: madre de seis niñas se ligó las trompas para evitar embarazarse, pero descubrió que tendrá gemelos

Mundo LR

Hoy Tatiane tiene su escalera de amor: Yasmim, Harumi, Mayumi, Akemy, Sayemi, Sayuri y los dos que crecen en su vientre. (Foto: Globo.com)
Hoy Tatiane tiene su escalera de amor: Yasmim, Harumi, Mayumi, Akemy, Sayemi, Sayuri y los dos que crecen en su vientre. (Foto: Globo.com)

A los 16 años Tatiane tuvo a su primera niña y desde entonces no ha parado de tener bebés. El médico le explicó que existe un 0,5 % de probabilidad de salir nuevamente embarazada después de realizarse la operación.

Tatiane Valentim es una mujer de 29 años, oriunda de Brasil y madre de seis niñas. Conoció a David, padre de sus hijas en el 2007 en una comunidad de anime en Orkut. Después de charlar por varios meses se conocieron en persona y en febrero del 2008 entablaron una relación.

A sus 16 años descubrió que estaba embarazada y se mudó con su novio a Diadema. En un inicio, la convivencia no fue nada fácil y tuvieron que pasar por muchas dificultades para criar a su hija Yasmin, informó Globo.com. “Era muy joven y, en ese momento, creía que no quedaría en cinta si estaba amamantando. Siete meses después, descubrí que estaba gestando nuevamente. Fue un susto, por supuesto, pero pronto estuvimos felices y emocionados con la llegada de otra niña en casa”, señaló Tatiane.

PUEDES VER: La historia de una venezolana que murió por COVID-19 en el Perú: “Quería volver”

Cuando Harumi tenía ocho meses, quedó embarazada de su tercera niña. Con solo 20 años ya tenía tres pequeñas y por supuesto, apuros económicos. Tres años después decidieron tener un cuarto bebé con la esperanza de que sea varón. Akemy nació a las 32 semanas y tuvo muchas complicaciones en el hospital, incluida la meningitis bacteriana al tercer día de vida, seguida de otras diez hospitalizaciones.

En 2016, David terminó su licenciatura en Gestión de Tecnología de la Información. Dejó el trabajo como conserje y comenzó a laborar en su especialidad mejorando su situación financiera. Al año siguiente, Tatiane salió embarazada por quinta vez, aunque ahora el médico le dijo que tendría gemelos. Sin embargo, un bebé no se desarrolló por completo y ambos fallecieron durante el parto.

Después del trauma, Valentim pensó que nunca volvería a gestar hasta que, siete meses después, descubrió que estaba en la dulce espera. Sayemi Yris afortunadamente nació saludable. Las niñas no terminaban de llegar. En el 2019 salió accidentalmente encinta por sexta vez. “Mi esposo estaba aterrorizado. Suerte que lo habían promovido, y nuestra situación fue un poco más fácil. El embarazo fue difícil y, para colmo, tuve eclampsia en el momento del parto. Debido a eso, me practicaron una cesárea de emergencia y luego una ligadura de trompas cauterizada. Sabía que no podía tener el niño que queríamos tanto, pero nos sentimos completos con nuestras seis niñas”, señaló Tatiane.

PUEDES VER: Florida batió récord de casos positivos en un solo día y ciudadanos llenaron playas de Miami

A principios de julio, Valentim comenzó a tener síntomas de embarazo. No obstante, la situación no le preocupaba porque ya le habían ligado las trompas de Falopio para no tener más descendencia. Pensó que estaba enferma de COVID-19, se realizó la prueba, pero salió negativo. Entonces se hizo un test de embarazo y descubrió que nuevamente será mamá de dos bebés. “Mi pobre esposo no lo creía. Se puso blanco, pálido, vomitó y casi se desmayó”.

Al consultarle al doctor, le explicó que había un error del 0,5% en la ligadura de trompas y ella había sido la afortunada en quedar nuevamente encinta, pese a la operación. Hoy Tatiane tiene su escalera de amor: Yasmim con 11 años, Harumi con 10, Mayumi con 9, Akemy con 6, Sayemi con 1 año y 8 meses, Sayuri con 5 meses y los dos que crecen en su vientre. El pronóstico es que nacerán en febrero de 2021. Antes de eso, su esposo se realizará la vasectomía.