OMS: “El uso de medicamentos no probados podría generar falsas esperanzas”

Mundo LR

larepublica_pe

23 Mar 2020 | 16:14 h
El director general de la OMS manifestó que la automedicación por el nuevo coronavirus podría generar escasez de medicamentos que son necesarios para tratar otras enfermedades.
El director general de la OMS manifestó que la automedicación por el nuevo coronavirus podría generar escasez de medicamentos que son necesarios para tratar otras enfermedades.

Tedros Adhanom, director general de la OMS, resaltó que aún no existe un tratamiento efectivo contra el COVID-19.

Una de las principales preocupaciones mundiales que ha desatado la pandemia del nuevo coronavirus es que aún no existe medicamento alguno con el que pueda ser tratado. Si bien los científicos se encuentran en un trabajo constante de estudio y experimentación, estos no estarán listos, por lo menos, hasta mediados de año.

El bombardeo de información poco confiable en las redes sociales puede hacernos creer que podemos combatir la enfermedad con paracetamol u otros medicamentos, pero como cualquier otra automedicación, esto no es recomendable.

PUEDES VER: Coronavirus: descubren nuevo síntoma que podría ayudar a identificar a portadores ocultos

Así, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido en su conferencia de prensa diaria que “existe una necesidad desesperada de terapias" que den resultados concretos. A pesar de ello, “actualmente no existe un tratamiento que haya demostrado ser efectivo contra COVID-19”.

Ante esta carencia, la OMS ha lanzado “Solidaridad”, un plan que reúne a los mejores especialistas de países como Suiza, España, Argentina, Canadá, Francia, entre otros, para realizar los estudios necesarios que arrojen datos confiables para el tratamiento de esta enfermedad.

“Cuantos más países se suscriban al ensayo ‘Solidaridad’, y otros estudios grandes, más rápido obtendremos resultados sobre los medicamentos que funcionan y más vidas podremos salvar”, manifestó Tedros Adhanom, director general de la OMS.

PUEDES VER: Coronavirus: La carrera por la ansiada vacuna

Por otro lado, elogió que los primeros ensayos para una vacuna hayan iniciado solo 60 días después de que la secuencia genética del nuevo coronavirus sea compartida por China. Sin embargo, aclaró que existen numerosos estudios pequeños que “no nos darán las respuestas que necesitamos”.

Asimismo, recalcó que “el uso de medicamentos no probados sin la evidencia correcta podría generar falsas esperanzas e incluso hacer más daño”. El perjuicio se podría evidenciar a través de “una escasez de medicamentos esenciales que son necesarios para tratar otras enfermedades”, sentenció Adhanom.