COVID-19: un millón de niñas africanas podrían no ser admitidas en la escuela por estar embarazadas

La República

En Sierra Leona se realizaron estudios durante el brote del ébola (2014-2016), y se halló que 14.000 adolescentes quedaron embarazadas durante ese tiempo. Foto: Reuters.
En Sierra Leona se realizaron estudios durante el brote del ébola (2014-2016), y se halló que 14.000 adolescentes quedaron embarazadas durante ese tiempo. Foto: Reuters.

Tras haber quedado embarazadas durante la pandemia, muchas menores víctimas de violencia sexual corren el riesgo de no continuar con sus estudios debido a las políticas de algunos países de África subsahariana.

Publicidad

Un millón de niñas del África subsahariana se encuentran en riesgo de no ser admitidas en las escuelas por haber quedado embarazadas durante la crisis sanitaria por coronavirus (COVID-19), denunció la ONG World Vision.

Mediante el informe Aftershocks – Access Denied, la organización advierte sobre las catastróficas consecuencias que deberán enfrentar miles de menores de edad que han quedado embarazadas por violencia sexual, el matrimonio infantil y la falta de acceso a servicios de salud sexual y reproductiva.

PUEDES VER Micromachismos: ¿cómo influyen las actitudes y frases sexistas que escuchamos a diario en los menores?

“Es posible que hasta un millón de niñas del África subsahariana no tengan esa oportunidad. Los cierres prolongados de escuelas durante una crisis humanitaria pueden conducir a un mayor número de riesgos para la protección infantil, incluidos el matrimonio precoz y forzado, la violencia sexual y el embarazo precoz, y demasiados países tienen barreras que impiden que las niñas se reinscriban si esto sucede”, aseguró Isabel Gomes, directora global de Operaciones Humanitarias de World Vision.

En Sierra Leona se realizaron estudios durante el brote del ébola (2014-2016), y se encontró que 14.000 adolescentes quedaron embarazadas durante ese tiempo, incluidas 11.000 que estaban en la escuela antes de que la enfermedad se expandiera. Todas ellas tuvieron que enfrentar las prohibiciones de este tipo en todo el país cuando intentaron reincorporarse en sus instituciones educativas.

Lazy loaded component

Las políticas en África subsahariana varían en toda la región, ya que van desde la expulsión total de las niñas embarazadas hasta las iniciativas que apoyan la educación continua de las madres adolescentes.

“Negar a las niñas su derecho a asistir a la escuela significa que nos enfrentamos a una nueva crisis en la educación de las niñas, a menos que los gobiernos actúen ahora. Vimos que la decisión de prohibir a las niñas embarazadas regresar a la escuela después del ébola en Sierra Leona tuvo graves consecuencias, ya que estas niñas y sus hijos tuvieron menos oportunidades, mayores riesgos en la salud y bienestar, y mayor pobreza e inseguridad”, explicó Gomes.

En ese sentido, World Vision advierte que los países de esta zona deben prepararse para el inminente aumento de estudiantes embarazadas y establecer políticas que faciliten su reingreso a los colegios.