Organizaciones civiles piden archivar la propuesta de la nueva Ley Orgánica de Hidrocarburos

Advierten que con la nueva ley se ampliaría el tiempo actual de las concesiones petroleras y gasíferas, pudiendo estas alcanzar hasta 80 años.

Advierten que con la nueva ley se ampliaría el tiempo actual de las concesiones petroleras y gasíferas, pudiendo estas alcanzar hasta 80 años.

En rechazo a la ampliación del tiempo de las concesiones petroleras y gasíferas hasta 80 años entre exploración y explotación de estos recursos, incluido el tiempo de retención y otros temas que contiene la propuesta para la nueva Ley Orgánica de Hidrocarburos, más de treinta organizaciones de la sociedad civil –entre ellas, Derecho, Ambiente y Recursos Naturales (DAR), exigieron que sea archivada.

También reclamaron que se haga una consulta previa de toda propuesta de medida legislativa antes que sea debatida en el Congreso.

Los representantes de las organizaciones civiles expresaron estar preocupados porque la extensión de tiempo no solo implicaría mantener a los mismos inversionistas por varias décadas, así estén en capacidad de extraer los recursos o no, sino también una decisión a largo plazo sobre el uso del territorio peruano para la actividad de hidrocarburos, limitando otras actividades alternativas.

 Resaltan que no se incluye una estrategia para priorizar el abastecimiento interno, que actualmente se cubre en su mayoría mediante la compra de hidrocarburos del exterior; según Reportes de Osinergmin, la importación de hidrocarburos representó un promedio del 67% de la demanda interna entre el 2013 y 2017.

 Por otro lado, el Proyecto de ley le otorgaría facultades al Ministerio de Energía y Minas (MINEM) que estarían por encima de la rectoría del Ministerio del Ambiente (MINAM) y otras autoridades ambientales), pues faculta al MINEM para tomar la última decisión, al emitir opinión vinculante respecto de propuestas normativas de otros sectores como el MINAM y los gobiernos regionales y locales.

En materia ambiental flexibilizaría los estándares de las evaluaciones para las exploraciones sísmicas, al reducir la rigurosidad de los estudios, requiriendo solo una Declaración de Impacto Ambiental y no un Estudio de Impacto Ambiental semidetallado, como se requiere actualmente.

Asimismo, la nueva ley también permitiría la construcción de infraestructura dentro de los lotes sin ningún tipo de permiso, sin considerar las limitaciones normativas expresas en cuanto a la presencia de pueblos indígenas en aislamiento, o comunidades nativas.

Las organizaciones afirman que es importante que todo cambio a la normativa que regula el sector hidrocarburos impulse una visión integral y sostenible de esta actividad, y se realice de acuerdo a los principios de gobernanza, desde un enfoque de derechos y respetando la institucionalidad del Sistema Nacional de Evaluación de Impacto Ambiental.

Te puede interesar