Meta. Para el titular de la Sunedu, la meta del licenciamiento es que las universidades buenas sean excelentes en el futuro, las regulares sean buenas y todas aseguren condiciones básicas de calidad. Esta semana, a dos universidades más se les denegó el licenciamiento por no cumplir las condiciones requeridas. (Foto: Michael Ramón)
Meta. Para el titular de la Sunedu, la meta del licenciamiento es que las universidades buenas sean excelentes en el futuro, las regulares sean buenas y todas aseguren condiciones básicas de calidad. Esta semana, a dos universidades más se les denegó el licenciamiento por no cumplir las condiciones requeridas. (Foto: Michael Ramón)

Martín Benavides: “Percibimos un ambiente hostil hacia nosotros”

Superintendente de la Sunedu. Sociólogo por la PUCP.

Raúl Mendoza
22 Sep 2019 | 9:17 h

El titular de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), Martín Benavides, espera que luego del proceso de licenciamiento, todas las universidades peruanas tengan condiciones básicas de calidad al 2020 y en los siguientes años algunas de las mejores logren la excelencia y compitan globalmente. Pero hay anuncios que distraen esos esfuerzos: la Comisión de Educación del Congreso, presidida por Tamar Arimborgo, quiere iniciar una nueva investigación a la Sunedu. “Siempre hemos actuado con transparencia”, responde Benavides.

La Comisión de Educación del Congreso insiste con una nueva investigación a la Sunedu ¿Hay intereses dentro y fuera del Congreso contra ustedes?

Lo que podemos decir, sobre datos objetivos, es que esta investigación no tiene ningún sustento para volverse a hacer, en la medida en que ya hubo una primera investigación que no llegó a ninguna conclusión. La propia presidenta de esa comisión señaló que no se pudo siquiera aprobar ese informe. Y hemos tenido otras investigaciones en ese mismo año, de la Contraloría, que nos recomendaron hacer ajustes administrativos. De la mayor parte de esos ajustes, que eran como noventa recomendaciones, hemos implementado casi setentaidós. En ningún caso se habla de irregularidad o corrupción.

A propósito del anuncio de investigación a Sunedu, ustedes han hecho llegar documentos –el miércoles- respondiendo los cuestionamientos que les hacen.

Sí. Una ayuda memoria que responde todas las preocupaciones y un respaldo con información administrativa vinculada a todos los temas que les preocupan.

Y desde el Congreso les respondieron el mismo dia...

Nos mandaron una carta diciendo que no podían aceptarlo porque eran copias simples. Y nos ha sorprendido porque tanto el oficio como la información ha sido firmado por autoridades de la Sunedu, por mí como superintendente y secretario general. No son copias simples, son documentos que emiten los sistemas administrativos. En materia de hechos de preocupación, Sunedu ha respondido el 2018, ha intentado volver a enviar información el 2019 y hemos tenido esta respuesta.

La propia presidenta de la comisión del 2018 se ha pronunciado ahora indicando que esta investigación es inoportuna.

Así es. Nos llama la atención esa necesidad de iniciar esta investigación nuevamente. Y que se dé en un contexto en que la Sunedu está tomando decisiones que están afectando intereses. Uno podría deducir que algo hay, en la medida que están tratando de buscar que Sunedu tenga dificultades para continuar su trabajo. Una comisión investigadora siempre implica destino de recursos, de personas. Y nosotros estamos con tiempos muy ajustados para poder concluir con nuestro mandato. Vamos a enviar otra vez la información para que se den cuenta que acá no ha habido ninguna irregularidad.

Varios congresistas han pedido información a Sunedu y están permanentemente requiriendo distintas cosas de ustedes. ¿Es solo un interés personal?

Somos una institución técnica y tenemos que hablar sobre la base de las evidencias. La vinculación de congresistas con universidades y los intereses que pueden estar detrás de sus iniciativas, que yo sí digo que son extrañas, es algo que tendrán que investigar los periodistas. Y algunos de ellos ya han ido emitiendo información objetiva sobre esas vinculaciones. Por nuestra parte, sí percibimos un ambiente hostil hacia nosotros. Esta devolución de la información enviada nos parece una exageración. Nos llama la atención que haya ese ambiente. .

Tamar Arimborgo, presidenta de la Comisión de Educación, ha dicho que Sunedu ha llegado a pagar hasta 80 mil soles mensuales por asesorías.

Me sorprende que una congresista de la Comisión de Educación informe de una manera tan poco rigurosa. En ese caso concreto se trata de un abogado encargado de las defensas judiciales de la Sunedu. Esos 80 mil soles son ordenes de servicio vinculados a seis expedientes. No son pagos. Está diciendo que "te vas encargar de estos expedientes, vas a recibir un monto por cada uno de ellos" y sumado dan los 80 mil soles. Pero no se ha pagado, no significa que se van a dar en un mes, un proceso judicial puede tomar hasta un año. Podría ser que esos 80 mil soles los cobre en un año o en seis meses. Es parte de la defensa judicial que debemos tener.

¿Por qué se quiere paralizar el trabajo de la Sunedu? ¿Con el escenario anterior había universidades que medraban?

Antes había un sistema universitario totalmente desregulado, sin ninguna garantía de calidad. Sí, eran buenos negocios para las personas que los promovían, pero había una total desprotección al derecho de los estudiantes a una educación universitaria de calidad. Sunedu está ordenando y regulando todo eso. Pidiendo a las universidades que se licencien, que dejen de ofertar programas sin condiciones básicas. Hasta el momento, entre universidades licenciadas y en proceso de licenciamiento, se han dejado de ofertar unos dos mil programas sin criterios básicos de calidad. Y unas 126 filiales ya no se ofertan. La autonomía de las universidades no se puede poner por encima de la ley y la calidad. Eso, a promotores y defensores de esos intereses no les gusta y quieren entorpecer el trabajo de Sunedu.

Siempre que desde el Congreso les han requerido información, ¿han sido transparentes?

El 2018 hubo una comisión investigadora en el Congreso y Sunedu le dio toda la información que nos pidió. Ahora hemos dado incluso información que no se nos ha pedido. Cuando la primera superintendenta era convocada al Congreso iba a explicar y yo he ido a explicar. Nuestro presupuesto es aprobado por el Congreso, nuestras remuneraciones siguen procedimientos regulados permanentemente. Somos una institución que va en camino de ser incorporada a la ley de carrera civil, Servir. Ya hemos pasado tres de los cuatro pasos.

La universidad Telesup lo ha denunciado penalmente por varios cargos.

Lo que puedo responder es que nosotros hemos actuado con objetividad, que esa universidad no cumplía condiciones básicas de calidad, por lo tanto no merecía tener autorización de funcionamiento.

Es una denuncia contra usted, no contra la Sunedu

Me tengo que defender. Ya hemos iniciado las acciones legales. También hemos enviado una carta notarial al señor (José) Luna por unas expresiones que tuvo en un medio de comunicación. No se ha retractado. Expresiones difamatorias diciendo que Sunedu toma decisiones sobre la base de criterios políticos. La fortaleza de Sunedu es su carácter técnico. Todos los miembros de su consejo directivo, que son los que toman las decisiones, que aprueban los documentos vinculados al licenciamiento y a todas las áreas, son personas de primer nivel, todas con el máximo grado académico, con experiencia de gestión, investigación. Cinco de esos miembros son elegidos por concurso público. Que se diga que tomamos decisiones por intereses políticos afecta el honor de ese órgano colegiado.

Telesup dice que a otras universidades se les dio más tiempo para adecuarse que a ellos

El proceso de licenciamiento establecía diferentes plazos. Algunas universidades por su antigüedad tenían que empezar antes, las más jóvenes después. Entonces, hay una primera diferenciación entre las universidades en función al momento en que ingresan al procedimiento. De la interacción entre el regulador y los administrados se generan las diferencias en los plazos. Algunas universidades responden a los requerimientos bien y tienen que continuar. Otras responden mal y Sunedu tiene que tomar la decisión garantizando que se recoja la información necesaria para una decisión objetiva.

Cuatro universidades han apelado ante el Poder Judicial la decisión de la Sunedu de no licenciarlas. ¿Qué pasa si ganan en esa instancia?

Estamos siguiendo esos casos con nuestro procurador. No quisiera pronunciarme sobre algo que vaya en contra de todo el esfuerzo que hemos hecho. Lo que puedo garantizar es que hicimos las cosas bien, que esas universidades no podían seguir funcionando y no podíamos permitir que más estudiantes se vean perjudicados con una oferta que no se correspondía con el acceso a una condición esencial de calidad.

¿Cuando hay este tipo de acciones, Sunedu siempre responde?

Vamos a defender las medidas que hemos tomado, vamos a defender esta reforma universitaria, actuando en todos los niveles en los que haya que actuar. Vamos a defender poder tener el año 2020 un sistema universitario que ofresca en su conjunto condiciones básicas de calidad.

Usted ha dicho que muchas de las universidades no licenciadas “han cuestionado temas formales, pero no los temas de fondo” respecto a la actuación de la Sunedu ¿A qué se refería?

El procedimiento establece que las universidades, una vez que han tenido la denegatoria de autorización, pueden presentar un recurso de reconsideración al Consejo Directivo. Hasta el momento hemos rechazado los recursos de las que hemos resuelto y en la mayor parte de ellas se dice muy poco sobre la evaluación que hace Sunedu de las condiciones básicas de calidad. Es casi un reconocimiento tácito de que no cumplen con las condiciones básicas de calidad. La mayoría de ellas va por el tema del plazo, de temas formales. No hay sesgo, la evaluación es objetiva.

Ha anunciado que antes de fin de año termina este proceso

Lo que hicimos fue mirar los plazos y estimar que hacia fines del 2019 debiéramos tener a todas las universidades evaluadas. Hay casos de algunas universidades que están en temas judiciales y nos obligan a suspender los procedimientos. Eso podría afectar esta estimación.

Para entonces el sistema universitario será ordenado y con mayor nivel.

Hemos ordenado el sistema en términos de calidad como de formalidad. Esto es dinámico, una universidad que al 2019 tiene condiciones básicas de calidad, podría al 2020 entrar en algún tipo de descuido. Vamos a estar vigilantes. Haremos una supervisión del mantenimiento de la calidad. Esto es una primera etapa.

Video Recomendado

Lazy loaded component
Lazy loaded component