Censurados Film Festival presenta su séptima edición de forma virtual

Del 24 al 30 de abril estarán disponibles más de 70 películas, muestras de microvideos, talleres, charlas, exposiciones, así como conciertos.

También se premiarán producciones audiovisuales. Foto: Censurados Film Festival
También se premiarán producciones audiovisuales. Foto: Censurados Film Festival
Diego Paz

Libertad de expresión, diversidad, derechos humanos y otros temas para reflexionar mediante la cinematografía serán los puntos centrales de la séptima edición de Censurados Film Festival.

Desde el 24 hasta 30 de abril se difundirán, de forma virtual, más de 70 largometrajes y cortometrajes, así como charlas para todos los cinéfilos y público en general.

A través de las redes sociales y mediante la plataforma Zoom, se llevarán a cabo talleres de cine, encuentros con invitados nacionales e internacionales, y conciertos.

Durante estos días, la edición tiene a Lima como sede principal, por lo que se estima que podrían realizarse algunas actividades de forma presencial. Asimismo, en mayo se dará una muestra itinerante en Ucayali, Húanuco, Arequipa, Chiclayo, Trujillo, Cusco, Madre de Dios e Iquitos.

“Abrimos una ventana para difundir aquellas películas que encuentran barreras para ser vistas y escuchadas. Generamos un espacio para pensar e impulsar la participación colectiva desde las aulas”, precisó Teresa Castillo, directora del festival.

Talleres online

Asimismo, se tienen programadas las actividades formativas: “Arte y derechos humanos en el aula”, Taller de videoactivismo “La Libertad en tiempos de pandemia”, Laboratorio de animación “Stop Motion, stop walls” y “Cine y derechos humanos en el aula”.

Concurso de microvideos

Por otro lado, se realizará la premiación y muestra de las creaciones audiovisuales enviadas al concurso de microvideos “¿Qué pasó con todo lo demás?”, el cual tiene el propósito de visibilizar historias que cuenten las desigualdades, injusticias, abusos de poder, discriminación o violaciones a los derechos humanos que han continuado presentes pese a la COVID-19.