VIRUELA DEL MONO - Últimas noticias sobre los casos que se reportan en el mundo

¿Por qué muchos contagiados con ómicron dan negativo en las pruebas de antígeno?

Los resultados negativos de una prueba rápida de antígeno pueden sugerir que un paciente no está infectado con ómicron. Sin embargo, expertos señalan que se debe tener precaución.

Las pruebas de antígeno pueden dar falsos negativos con la variante ómicron, incluso cuando una persona ya presenta síntomas o es infeccioso. Foto: Andrés Camilo Suárez
Las pruebas de antígeno pueden dar falsos negativos con la variante ómicron, incluso cuando una persona ya presenta síntomas o es infeccioso. Foto: Andrés Camilo Suárez
Miguel  Carrasco

Mientras la variante ómicron del coronavirus SARS-CoV-2 ya representa el 70% de casos de contagio en el mundo según la OMS, más personas buscan descartar la enfermedad de COVID-19 con una prueba.

Las pruebas de antígenos son una de las más empleadas debido a su bajo costo y la rapidez de sus resultados. Estas miden la carga viral del SARS-CoV-2 (es decir, la concentración del virus en nuestro organismo) y revela también la etapa donde somos más contagiosos.

Sin embargo, muchas personas contagiadas con este linaje pueden dar negativo en este tipo de pruebas. ¿Por qué ocurre esto y por qué una persona no debería confiarse de un resultado negativo?

Pruebas rápidas de antígeno de uso casero. Foto: EFE

PUEDES VER: Presentan prueba de sangre que predice riesgo de muerte de pacientes con COVID-19

Ómicron se detecta mejor en saliva que en la mucosa nasal

Durante años, la principal estrategia para detectar infecciones respiratorias ha sido la extracción de muestras de la nariz y en la pandemia de COVID-19 no ha sido la excepción. Sin embargo, la aparición de ómicron ha cambiado ese escenario.

En un reciente estudio llevado a cabo en 30 personas de Estados Unidos se demostró que la prueba rápida de antígeno con muestra de saliva tenía un pico de carga viral entre uno y dos días antes que cuando se utiliza una muestra nasal.

Los periodos de incubación cortos ocasionan infecciones más rápidas y, por lo tanto, que sean más contagiosas antes. Foto: AFP / Denis Charlet

Además, otra investigación en Sudáfrica describió que si bien los hisopos nasales funcionaban mejor que los de saliva cuando se buscaba detectar con pruebas PCR la variante delta, sucedía lo contrario con ómicron. Esto posiblemente se debe a que este linaje se replica más rápido en el tejido del tracto respiratorio superior.

Las muestras de saliva pueden ser de uso potencial debido a que son rápidas y no dependen de profesionales capacitados para extraerlas. Sin embargo, falta más investigación que respalde estos hallazgos y que los fabricantes de pruebas de antígenos caseras actualicen su toma de muestra, indicó The New York Times.

PUEDES VER: Una mujer vence la infección de una superbacteria tras terapia con virus

Falsos negativos en los primeros días con síntomas

Según Michael Mina, epidemiólogo estadounidense, los contagiados con ómicron pueden experimentar síntomas y dar negativo a una prueba de antígeno. El motivo se debería a la inmunidad generada por la vacuna o la infección previa, que a estas alturas de la pandemia ha alcanzado a gran parte de la población.

Según la OMS, con la variante original del coronavirus (detectada en Wuhan), el tiempo promedio del inicio de síntomas era de 5 a 6 días. Sin embargo, Mina sostiene que dicha “lentitud” era porque estábamos ante un patógeno nuevo y nuestro sistema inmune tardaba en generar una respuesta en su contra.

Además, al no haber vacunas o contagios precedentes, la posibilidad de desarrollar COVID-19 era mayor y su gravedad solo dependía de la capacidad inmune del paciente.

Pruebas rápidas de antígeno COVID-19. Foto: AFP

Ahora, por el contrario, el reconocimiento del coronavirus y la respuesta contra este sucede en un menor tiempo debido a la inmunidad adquirida. Por esa razón, los síntomas se pueden desarrollar incluso antes de que la carga viral sea suficiente para ser detectada con una prueba de antígeno.

En ese sentido, Mina señala que no es un problema de la eficacia de las pruebas de antígenos, sino que la variante ómicron sumada a una población con mayor inmunidad ha cambiado las reglas del juego.

PUEDES VER: Científicos actualizan los síntomas más comunes y más raros de ómicron

¿Qué hacer tras un negativo en la prueba de antígeno?

Con la variante ómicron, un resultado negativo en la prueba de antígeno debe tomarse con precaución indican los expertos. Como se demostró en un estudio en Noruega, la incubación de ómicron sería entre dos a tres días, por lo que un resultado negativo puede quedar obsoleto en menos tiempo y lo mejor sería hacerse la prueba rápida continuamente.

Si una persona sospecha estar contagiado con ómicron porque tuvo contacto cercano con alguien que dio positivo o tiene síntomas similares a una gripe, los expertos recomiendan prevenir y aislarse para evitar propagar el virus. De ese modo, se corta la rápida cadena de contagios.

Asimismo, los especialistas recomiendan las pruebas PCR solo si es estrictamente necesario ya que existe una gran demanda en la ola de ómicron. Esta prueba detecta el virus incluso en niveles bajos y cuando ya ha dejado de ser infeccioso.