“Es como tener un bebé cyborg”: hallan microplásticos en placentas fetales

Ciencia LR

larepublica_pe

13 Dic 2020 | 2:47 h
La Republica
Encontraron en total 12 fragmentos microplásticos en placentas humanas. Foto: Archivo

Se detectaron 12 fragmentos de material artificial. Algunos corresponden a un polímero habitual en botellas de plástico; otros, a posibles derivados de esmalte de uñas o pasta dental.

Por primera vez se ha detectado la presencia de microplásticos en la placenta humana. Una investigación desarrollada por el Hospital Fatebenefratelli de Roma y del Politécnico de las Marcas reveló evidencia de material artificial en este órgano que protege al feto durante el embarazo.

Es como tener un bebé cyborg: ya no está compuesto solo por células humanas, sino por una mezcla de entidades biológicas e inorgánicas”, señaló a la agencia ANSA Antonio Ragusa, jefe de Ginecología y Obstetricia del centro romano y principal investigador del estudio, que fue publicado en la revista científica Environment International.

El artículo describe el hallazgo de 12 fragmentos microscópicos de entre cinco y 10 micrones (el tamaño de una una bacteria). En total, se analizaron las placentas de seis mujeres sanas, de entre 18 y 40 años, con embarazos normales, que aceptaron participar del estudio.

Los científicos identificaron que tres de los fragmentos detectados corresponden al polipropileno, un material con el que se fabrican botellas de plástico o se hacen impresiones tridimensionales. Otros nueve pertenecen a materiales sintéticos derivados de pinturas y esmaltes.

Ragusa afirma que, por el momento, no se conoce cómo estos materiales llegaron a la placenta. Una hipótesis sugiere que entraron a través del sistema respiratorio o a través de la nutrición.

“Solo piensa en las bandejas de plástico en las que se envasa la comida en los supermercados“, recalcó Ragusa.

Tampoco se sabe cuáles serían las consecuencias de su presencia en el órgano. No obstante, el experto supone que provoca una modificación en el organismo.

“Con la presencia de plástico en el cuerpo, el sistema inmunológico se perturba y reconoce como ‘uno mismo’ (él mismo) incluso lo que no es orgánico”, dijo.

“Sabemos por otros estudios internacionales que el plástico, por ejemplo, altera el metabolismo de las grasas . Creemos probable que en presencia de fragmentos microplásticos también la respuesta del cuerpo y del sistema inmunológico pueda ser diferente de la norma“, concluyó.