Epidemiólogos debaten si el coronavirus se combinará con la gripe para transformarse

Ciencia LR

¿Se podrá descubrir una quimera entre el coronavirus y la gripe? Algunos científicos creen que la probabilidad es escasa | Foto: ABC Ciencia
¿Se podrá descubrir una quimera entre el coronavirus y la gripe? Algunos científicos creen que la probabilidad es escasa | Foto: ABC Ciencia

Si bien ambos virus tienen un material genético distinto, un investigador recordó que un tipo de coronavirus ya se recombinó en animales domésticos.

Ante la inminente llegada del invierno a Europa (21 de diciembre), los científicos debaten si el SARS-CoV-2 podría fusionarse con el virus de la gripe en una especie de mutación quimérica. Si bien el epidemiólogo Nacho de Blas, veterinario de la Universidad de Zaragoza, ha traído a la memoria combinaciones de coronavirus que han perjudicado a los animales —según cuenta el portal ABC—, otros científicos adoptaron diversas posturas.

De Blas mencionó el coronavirus felino tipo II (FCoV-II), resultado de la suma del patógeno felino tipo 1 y el canino tipo II, además de otros casos bajo la lupa. Por su parte, Samuel Díaz Muñoz, profesor de la Universidad de California en Davis, consideró la posibilidad de que el SARS-CoV-2, causante del síndrome respiratorio agudo grave, se alíe con cuatro coronavirus que ocasionan catarros (resfriado común) o la gripe.

PUEDES VER Pronto veremos la foto del agujero negro en el centro de la Vía Láctea, enfatiza Nobel de Física

Adolfo García-Sastre, director del Instituto de Salud Global y Patógenos Emergentes del Hospital Monte Sinaí, en Nueva York (Estados Unidos), más cauteloso, dijo que los coronavirus tienen la particularidad de recombinarse para subsistir; sin embargo, esa acción es más efectiva cuando ambos virus poseen secuencias similares. Este no sería el caso, debido a que tanto la gripe como el microagente que produce la COVID-19 presentan material genético de diferente polaridad.

En esa misma línea de análisis, de acuerdo con ABC, el científico titular del Instituto de Biomedicina de Valencia (IBV-CSIC) y experto en epidemiología genómica, Iñaki Comas, fue tajante: sostuvo que el surgimiento de un virus así es improbable, pero reconoció que se analiza con frecuencia en animales salvajes. “La mayoría de las recombinaciones no genera ningún ‘virus Frankenstein’”, sentenció.

El coronavirus SARS-CoV-2 (en naranja) dentro de un paciente en microfotografía electrónica | Foto: Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID)

La discusión de si el llamado ‘virus Frankenstein’ se originará o no se intuye de las observaciones de los investigadores respecto al SARS-CoV-2, que ha evolucionado durante décadas hasta ‘saltar’ a los humanos. Por lo tanto, se vieron en la necesidad de considerar imprevistos.

Antes de que la OMS declarara la pandemia global, el 11 de marzo de 2020, nadie se había percatado que una variante previa a este coronavirus, el RaTG13, había infectado a los murciélagos en China.

Los murciélagos son considerados la fuente probable de la transmisión del coronavirus al tracto respiratorio humano | Foto: Dra. Claudia Lefimil y Dra. Carla Lozano, académicas Instituto de Investigación en Ciencias Odontológicas de la U. de Chile

PUEDES VER La clave de la comunicación con los gatos está en los parpadeos, aseguran los científicos

Comas, al igual que Díaz Muñoz, también comentó que la posibilidad de una recombinación sí se puede registrar en cuatro coronavirus de resfriado común, aunque enfatizó en que, de darse, “los cambios no tendrían mucho impacto”, porque esa fusión seguiría siendo casi la misma. Es decir, no aumentaría la mortalidad o la gravedad de los síntomas por COVID-19.

¿El invierno será realmente peligroso en Europa?

A diferencia de las dos mutaciones al mes que sufre el SARS-CoV-2, responsable directo de la COVID-19, que sufre dos mutaciones al mes (en promedio), en la gripe se detecta el doble. Su influencia estacional mantiene a la comunidad médica desarrollando vacunas y al organismo humano actualizando sus anticuerpos.

José Antonio López Guerrero, director del Laboratorio de Neurovirología de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), sostuvo que los coronavirus son más estables, aunque hay más complejidad en estudiarlos.

Al pensar en una infección simultánea, el experto advirtió que podría ser sinérgica y agravar la patología.

Más adelante, según ABC, Iñaki Comas precisó que aún no debemos preocuparnos por una recombinación o mutación, porque no hay anticuerpos, vacunas o antivirales que obliguen al SARS-CoV-2 a ‘cambiar de estrategia’.

¿En qué se parecen y se diferencian la influenza y la COVID-19?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos establecieron una comparación entre el virus de la gripe y la COVID-19.

Tiempo de aparición de síntomas:

-La COVID-19 puede generar síntomas entre cinco y 14 días después de haber contraído la infección.

-La influenza demora entre uno y cuatro días.

Tiempo en que se pueden propagar los virus:

-En el caso de la COVID-19, el periodo de contagio —aunque aún no se determina del todo— es entre dos días antes de manifestar los síntomas y 10 días después de haber dado positivo.

-La influenza es contagiosa durante tres o cuatro días luego de declararse la enfermedad.

Personas con mayores riesgos de enfermarse gravemente:

-La influenza se parece a la COVID-19 porque afecta con un nivel alto de riesgo a embarazadas, personas con enfermedades preexistentes y adultos mayores.

-Las complicaciones en niños sanos a causa de la influenza son mayores en comparación a la COVID-19, excepto en los casos de afecciones subyacentes.

Complicaciones:

-La COVID-19 puede provocar coágulos de sangre en venas, pulmones, corazón, piernas y cerebro. En los niños, es posible detectar el síndrome inflamatorio multisistémico.

-Las personas con influenza se recuperan hasta en dos semanas. Algunas complicaciones son: neumonía, líquido en los pulmones e infecciones bacterianas secundarias.

COVID-19, últimas noticias: