Albuferas de Medio Mundo: un edén ecoturístico en las orillas del Pacífico

No hay que recorrer 'medio mundo' para conocer uno de los cuatro humedales costeros de la región Lima Provincias. Anímese a salir de la capital y disfrute de la naturaleza del distrito de Végueta (Huaura).

Un paraíso natural a tan solo 175 kilómetros de Lima. Foto: Jorge Calderón

Un paraíso natural a tan solo 175 kilómetros de Lima. Foto: Jorge Calderón.

Luis Pérez / Revista Rumbos
 
Se equivocan. Ellos no son los únicos que disfrutan de este paisaje biodiverso. Sí, lo sé, quizás puedan creerlo porque este lugar es el paradero de más de 30 especies de aves estacionarias y 20 migratorias, razón poderosa para que algunos observadores de esos vertebrados ovíparos crean -con mentalidad de Adán y Eva- que solo ellos disfrutan de este edén costero
 
 
 
Un edén de 687,71 hectáreas que se puede disfrutar sin ser un experto 'pajarero'. Solo hay que estar con los ojos bien abiertos para admirar la belleza paisajística y ecológica de las albuferas de Medio Mundo (Végueta, Lima), un área de conservación regional a escasos metros del vaivén de las olas del Pacífico.
 
El paseo en bote es una de los atractivos de las albuferas. Foto: Jorge Calderón

Escenario acuático 

“Esta laguna de siete kilómetros de longitud nace de la colmatación de una antigua bahía. Sus aguas salobres son la mezcla de las filtraciones marinas y de la irrigación San Felipe. Por eso sus ocho tipos de hábitat son perfectos para la conservación de unas variedades de flora y fauna”, explica e ilustra el jovencito Álvaro Montalvo, el guía gondolero que dirige su sencilla barca a la isla del Amor.
 
En este frágil ecosistema de humedales es posible observar pollas de agua, patillos, patos colorados, totoreos, galleretas y garzas blancas. Aquí se han registrado cinco especies de peces (pintadilla, carpa, lisa, mojarra y burrito), y dos de mamíferos. En cuanto a la flora hay 14 especies vasculares y 48 de fitoplancton. Organismos que favoren la oxigenación de las aguas de los humedales. 
 
Algunos visitantes prefieren darse un buen chapuzón. Foto: Jorge Calderón

Actividad responsable

El panorama se complementa con totorales y juncales. Ambos recursos permiten que los pobladores tejan una alternativa de desarrollo sostenible, a través de diversos trabajos artesanales. Así nació la Asociación de Mujeres Artesanas de Medio Mundo (Amartemm), un colectivo de 22 artesanas. Ellas elaboran canastas, llaveros, paneras, porta lápices, sombreros, y un largo etcétera de productos.
 
Conservar responsablemente los humedales y promover la producción sostenible en la costa central del Perú, es la consigna del Amartemm. “Nadie puede contaminar el área porque los humedales son vitales para la supervivencia humana”, advierte Alvarito, antes de culminar la pequeña travesía.
 
Los aventureros y los avituristas entienden el mensaje. Saben que los ambientes terrestres, aéreos y marinos de las albuferas de Medio Mundo, son una de las cunas de la diversidad biológica. De pronto, algunas aves hacen piruetas circulares en el cielo. Esa es la señal o el símbolo de la alianza entre el hombre y la naturaleza. Y es que sin ser nosotros Adán o Eva, hay un edén ecoturístico en el Norte Chico.
 

En Rumbo

Dónde: Panamericana Norte (Kilómetro 175).
 
Ingreso: Libre.
 
Costos: Paseo en bote: S/. 3 soles - Camping: S/. 5 (baño compartido).
 
 

Síguenos en Facebook