06 de Marzo de 2017 | 11:18 h

Eduardo Ferreyros: “Estamos trabajando en un próximo teleférico en Choquequirao y Lima”

El titular del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo habló con Rumbos sobre este histórico proyecto que cuadriplicará el flujo de turistas a Kuélap y sus próximos proyectos.

Eduardo Ferreyros, ministro Comercio Exterior y Turismo, enfatiza que los próximos teleféricos están en marcha. Foto: Giuliana Taipe

Eduardo Ferreyros, ministro Comercio Exterior y Turismo, enfatiza que los próximos teleféricos están en marcha. Foto: Giuliana Taipe .

Marquiño Neyra / Revista Rumbos

Ahorra tres horas a los caminantes y más de una hora a los vehiculizados. El primer teleférico del Perú está en la fortaleza de Kuélap, en la provincia de Chachapoyas. A pesar que desde Lima hacia este destino se necesitan 23 horas en bus, este proyecto prevé catapultar el turismo en toda la región Amazonas, crear más puestos de trabajo, generar desarrollo y, además, nos pone a la vanguardia de la tecnología turística de otros paises en Sudamérica como Quito (Ecuador), Río de Janeiro (Brasil), Salta (Argentina) y Bogotá (Colombia), entre otros. El titular del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, Eduardo Ferreyros, nos ofreció una entrevista para saber un poco más de este proyecto que, para algunos, solo estaría vendiendo “elefantes blancos”.

PUEDES VER: Amazonas: Inauguran teleférico de Kuelap

Este es el primer sistema de telecabinas que se instala en el Perú y cuadruplicaría el flujo de turistas a la fortaleza de Kuélap. ¿Está preparado para tal demanda?

El Ministerio de Cultura está haciendo un gran trabajo en fortalecer esta ciudadela y la idea de telecabinas es que no solo se limite a lo que es Kuélap, sino a los distintos sitios arqueológicos como la catarata Gocta, los Sarcófagos de Karajía, la Laguna de los Cóndores, entre otros. Hay una serie de atractivos que queremos ponerlos en valor y que formen parte del circuito nororential del país.

¿Existe una infraestructura hotelera competente?

No la suficiente. Hay hoteles en Chachapoyas y justamente lo que queremos es mejorar esa infraestructura hotelera. El Estado no construye hoteles. Lo que tenemos que hacer es incentivar a los privados a que se animen a construir.  El teleférico es un atractivo muy interesante para turistas internacionales y ya estamos promocionando con PromPerú este sistema de telecabinas que por sí mismo ya es un atractivo turístico. Pronto habrán nuevos hoteles, nuevos restaurantes y toda una logística para ofrecer el mejor servicio a los turistas.

¿Cuánto sería el tope de visitas en Kuélap por día?

No tenemos el número delimitado aún. Eso se va ir regulando. Por ejemplo, el año pasado llegaron a 56 010 visitantes de los cuales más de 10 mil fueron extranjeros. Esto significó un crecimiento del 54% con respecto al año 2015. Este año con telecabinas de todas maneras superaríamos los 80 mil. Mientras va evolucionando el número de turistas, iremos regulando y ampliando el espacio de visita para que no estén todos concentrados en el mismo punto.

Claro, no queremos que se repita lo de Machu Picchu, donde la misma Unesco declaró la ciudadela en peligro por la saturación de turistas hace unos años.

Hay distintos estudios. Por ejemplo esta semana estuvo una comisión de la Unesco revisando el tema y pienso que la visita ha sido favorable, porque hemos mostrado como va la cosa ahora y a futuro. Queremos ampliar la zona de visita y está básicamente concentrada en la ciudadela, pero los atractivos arqueológicos son varios. Queremos tener mayores flujos de entrada y de salida para hacer un movimiento circular para que la gente no se aglutine a un solo lugar.

¿Y harán obras para mejorar la accesibilidad a los demás destinos como, por ejemplo, los Sarcófagos de Karajía?

En eso estamos trabajando. Nuestra primera operación ha sido terminar el proyecto de telecabinas que comenzó en el Gobierno anterior, y nos hemos encargado de culminar la obra y levantar las observaciones y hacer todos los trámites necesarios para ponerlo en operación. También estamos haciendo inversiones en la principal área de influencia que es el pueblo de Tingo. Kuélap es un anexo del distrito de Tingo y allí estamos nosotros restaurando la iglesia, que es una maravilla pero está terrible, y todo bajo el plan COPESCO. Hemos trabajado ya en la plaza del pueblo y estamos ahora desarrollando escaleras y distintos caminos para acceder a la ciudadela de Kuélap. Junto al Ministerio de Vivienda, el presidente también dio un cheque de 14 millones de soles para brindar agua potable para todos los pueblos. Como verás, es todo un plan integral.

Ahora que menciona a Tingo, ¿qué hay sobre el distrito de María, que antes era una ruta obligada para ir a Kuélap por la carretera? Recordemos que el  gobierno fujimorista le dio materiales para que construyan, pues querían que acondicionen sus terrenos porque muchos turistas pasarían por allí...

De forma directa, no hemos tenido ninguna intervención en la comunidad. No conozco el proyecto que mencionas, pero vamos a revisar a ver de qué se trata y de ser necesario también intervendremos.

Y bueno, hay que reconocer también que la iniciativa de las telecabinas fue del gobierno anterior. ¿Esta gestión hará más teleféricos?

El gobierno anterior inició la obra y tiene ese mérito. Ahora, ese era un proyecto que lo veíamos trabajando desde el 2006 y nosotros lo hemos culminado. Ellos no pudieron por una serie de observaciones. En estos 6 meses hemos trabajado con la empresa, hemos sacado las licencias y tenemos más proyectos para hacer telecabinas. Este es el primero en el Perú, pero en Choquequirao estamos trabajando y también en Lima.

En qué parte de Lima…

No te voy a decir (risas), porque luego todos se empiezan a alborotar. Pero va ser bien bonito y estamos haciendo estudios técnicos. Lo estamos armando.

A diferencia de la gestión anterior, ¿este par de proyectos iniciarán y terminarán en el actual Gobierno?

Claro. Las telecabinas en Kuélap se demoraron 15 meses y ahora tenemos que supervisarlo. En Lima será más sencillo, pero aún no tenemos una fecha determinada, ni tampoco para el de Choquequirao.
 

 

Síguenos en Facebook