Sigue estos siete hábitos para tener un año saludable

Es importante acudir al médico para un chequeo general. Normalmente, las personas acuden a consulta cuando se sienten mal. Algo que se debe cambiar.

3 Ene 2017 | 11:47 h

Empezar una dieta, hacer ejercicios, son solo algunos de los propósitos de las personas al empezar el año. No obstante, siempre hay una buena excusa para olvidarse de ellos con el pasar de los meses. 
 
 
Para aquellos que están decididos a cambiar su estilo de vida, el doctor Pedro Mendoza, director de la Escuela de Medicina Humana de la Universidad Wiener, ha sugerido siete hábitos. 
 
“Hagamos algo, aunque parezca pequeño, porque la suma de esos cambios pequeños, hace el gran cambio”, señaló. 
 
1) Alimentación sana: En nuestra dieta lo que suele faltar es la fibra, para lo cual podemos recurrir a diversas fuentes, como frutas, verduras diversas, salvado, etc. 
 
2) Enriquece tus sentidos: Un conocido dicho nos dice que “somos lo que comemos”, y es muy cierto.  Pero también lo es que somos lo que escuchamos y lo que vemos.  Ampliemos nuestra cultura, enriqueciendo nuestras lecturas o visualizaciones, y los sonidos de los que disfrutamos.
 
3) Ejercicio físico regular: Esto implica, para niños y adolescentes, un mínimo de una hora diaria; para adultos, acumular 150 minutos a la semana; y para adultos mayores, también acumular 150 minutos a la semana, pero orientados a mejorar el equilibrio y tonificar los músculos.  Las investigaciones han demostrado que basta con sesiones de más de 10 minutos, para ir sumando a nuestra cuenta de actividad saludable.
 
4) Ejercicio mental regular: En especial para los adultos de la familia. Se ha demostrado que tres sesiones, de una hora de duración por semana, de ejercicios de lectura y escritura, mejoran de manera significativa la memoria y la atención de las personas. También son de utilidad tanto de manera preventiva como parte del tratamiento de los problemas que se van presentando con la edad en estas áreas.
 
5) Meditación: Estudios en la Universidad de Harvard han demostrado que la práctica constante de 10 a 15 minutos diarios de meditación, reducen en al menos un tercio los problemas asociados al stress y pueden reducir hasta en un 40% los gastos en atención médica.
 
6) Chequeo médico anual: Practicarse exámenes de salud periódicos es un hábito esencial y estos se deben hacer a toda edad. Para cada edad hay recomendaciones que se adecuarán a nuestras características y a los riesgos que cada persona presenta por sus antecedentes personales y familiares, su ocupación, etc.  Una forma simple es acostumbrarse a hacerlo cada año en una fecha determinada.
 
7) Cultiva tus afectos: Numerosos estudios demuestran que en el largo plazo, las personas que tienen una amplia red de contactos sociales (amistades duraderas, lazos familiares, participación activa en agrupaciones de personas con sus mismos intereses, como clubes o asociaciones), muestran mejores niveles de salud mental y física, y resisten mejor episodios adversos.

Te puede interesar