Arte tiahuanaco, inca y virreinal en Barranco [Video]

El museo Pedro de Osma no deja de sorprender. Este emblemático centro cultural barranquino expone ahora, en una nueva sala permanente, la muestra “Arte del Sur Andino: Tiahuanaco-Inca-Virreinato”, con finas piezas de la colección Lambarri Orihuela, de Cusco.

25 May 2017 | 4:49 h

Se trata de una exposición que tiene como hilo conductor a los célebres keros altiplánicos. Se trata de vasijas de piedra, cerámica y madera de origen tiahuanaco, inca y virreinales.

PUEDES LEER: http://larepublica.pe/cultural/843939-conozca-la-nueva-sala-del-museo-pedro-de-osma

Si la llegada de los cristianos europeos significó el colapso de orden político, económico y religioso del Tawantinsuyo, es bueno saber que las élites regionales mantuvieron ciertos privilegios y lograron conservar sus costumbres, imágenes y creencias ancestrales.

“La élite incaica, que durante el Virreinato tuvo una relación de privilegio, mantuvo diversos elementos que definieron parte de su identidad y jerarquía”, nos dice Pedro Pablo Alayza, director del museo Osma. “En el ámbito de las festividades religiosas –agrega– la población nativa preservó imágenes y prácticas de los cultos andinos bajo formas de devoción occidental. En esta sala se observan cuadros que ilustran este proceso: La unión de la descendencia imperial incaica con la casa de Borja y Loyola y la procesión del Corpus Christi”.

El primer lienzo es clave para entender el nuevo orden en el sur andino. Muestra el matrimonio del sobrino de San Ignacio de Loyola con la princesa inca Beatriz Clara Coya. Una alianza marital que sirve para explicar la expansión de los jesuitas y de las panacas reales incas desde Cusco hasta Santiago de Chile.

“En la colección de arte virreinal destacan pinturas de la Escuela Cuzqueña del siglo XVIII; período de esplendor de la producción artística local durante el Virreinato. Es precisamente en el sur andino donde se centra gran parte de la vida política de la historia peruana, desde periodos prehispánicos y durante el Virreinato. En este sentido, la incorporación de arte inca, tiahuanaco y virreynal en la muestra permanente ahonda en un extenso y complejo proceso cultural”, añade Alayza.

Otro lienzo emblemático que se puede gozar en la exposición es la Procesión del Corpus Christi, donde se pueden distinguir a vecinos ilustres hispanos, criollos, mestizos e incas en un desfile de imágenes cristianas que reproduce una antigua celebración inca. Hoy en día, el Corpus es una de las procesiones más visitadas por los turistas que llegan a Cusco. La muestra se puede ver en el local de la avenida Pedro de Osma 421, Barranco.

 

Te puede interesar