Descubren fosas con víctimas de ‘Los Monos de Quepepampa’

Macabro hallazgo. Personal de Dirincri y Fiscalía Contra el Crimen Organizado hallaron restos de dos varones asesinados a golpes. Se sospecha que habría otras ocho sepulturas.

Horrendo. Las fosas clandestinas fueron ubicadas en la zona de Quepepampa Alto, en las afueras de Chancay

Horrendo. Las fosas clandestinas fueron ubicadas en la zona de Quepepampa Alto, en las afueras de Chancay.

Edgar Gamboa

Un terreno agrícola, en las afueras de Chancay, era utilizado como un cementerio clandestino donde la organización criminal ‘Los Monos de Quepepampa’ enterraba a sus rivales asesinados o aquellos miembros de la banda que se atrevían a traicionarlos.

PUEDES VER: Males respiratorios y de la piel amenazan a la comunidad de Cantagallo

Así lo determinó la diligencia realizada la tarde de ayer por personal de la Dirincri y la Fiscalía Contra el Crimen Organizado que, gracias a la información de colaboradores eficaces, exhumaron dos fosas donde hallaron restos humanos en Quepepampa Alto.

Tras varias horas de búsqueda, el equipo integrado por dos fiscales y detectives del Departamento N°3 de la División de Robos encontraron las sepulturas en una zona de cultivos dentro de la finca de la familia Chauca, estrechamente vinculada con la organización que sembró el terror por años en el norte chico.

“La propiedad pertenece al padre de Eulogio Chauca Cruz, alias ‘Loro’, ex cabecilla de los ‘Monos’, quien fuera asesinado por otra banda hace poco más de un año”, explicó un detective presente.

‘Loro’ era el secretario de defensa del pseudosindicato de construcción liderado por Luis Héctor Morales Arguedas (a) ‘Feo’ o ‘Mono’, el principal cabecilla de la banda, actualmente recluido en prisión.

“Como mano derecha del ‘Feo’ y brazo armado de la organización, ‘Loro’ habría utilizado esta propiedad para ejecutar a miembros de otras bandas y castigar a traidores y soplones. Se habla de al menos una decena de cuerpos enterrados”, acotó la fuente.

Los torturaron

Sobre el estado de los cuerpos hallados, peritos de Criminalística determinaron (por la dentadura y el estado de sus huesos) que serían dos hombres de unos 35 años aproximadamente. No presentaban orificios de bala, pero sí fuertes contusiones en el cráneo y las extremidades.

Gracias a estos detalles, los detectives no descartan que ambos fueran torturados antes de morir o que los hayan matado a golpes, lo que evidenciaría la ferocidad que aplicaba esta organización criminal en sus ejecuciones.

Asimismo, por la información revelada por los colaboradores, se sospecha que serían dos sujetos de Puente Piedra, quienes desaparecieron misteriosamente al llegar a trabajar en una obra en Chancay. Por el momento no han sido identificados. 

19 siguen libres

A la fecha, solo ocho de los 27 miembros de ‘Los Monos de Quepepampa’ se encuentran en prisión, entre ellos el ex comisario de Chancay, mayor PNP Antonio Prieto Torres y los suboficiales Marcos Salas Trujillo y Jorge Barba Ramos, así como el cabecilla Luis Héctor Morales Arguedas (a) ‘Feo’ o ‘Mono’.

Síguenos en Facebook