Perú SAT-1 enviará imágenes desde el 15 de diciembre para ser usadas por instituciones

Avances del satélite peruano. Se está finalizando su fase de calibración y en estos días ha enviado información de los incendios forestales al Indeci. Ya no se paga a terceros.

Personal militar y civil del CNOIS se encarga de monitorear el satélite. En este caso se ven los incendios forestales

Personal militar y civil del CNOIS se encarga de monitorear el satélite. En este caso se ven los incendios forestales.

Jésica León

El satélite Perú SAT-1, que fue lanzado al espacio en setiembre pasado, enviará imágenes satelitales oficialmente a partir de la primera quincena de diciembre, a fin de ser utilizadas por las entidades públicas en sus determinados fines. Actualmente, está en una etapa de calibración o de prueba que durará hasta esa fecha.

PUEDES VER: Selva Central: Serfor junto con las Fuerza Aérea del Perú sofocaron 23 focos de incendios

En un recorrido que realizó La República se pudo ver que entre las recientes imágenes enviadas al Centro Nacional de Operaciones de Imágenes Satelitales (CNOIS), ubicado en Pucusana, figura el incendio forestal en Cajamarca y los focos de humo entre el límite con Lambayeque. Estas imágenes estaban siendo descargadas a pedido del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci).

El coronel FAP Edgardo Barrueto, director del CNOIS, explicó que el satélite peruano significa un gran ahorro para el Estado, dado que las entidades públicas ya no pagarán a terceros extranjeros para obtener imágenes satelitales.

"Ahora nosotros se lo vamos a dar y no le vamos a cobrar nada, al igual que a las universidades", explicó.

El Perú SAT-1 costó casi 600 millones de soles y se le pagó a la compañía francesa Airbus para su fabricación. Este satélite es submétrico y tiene una resolución de 70 centímetros. Eso quiere decir que cualquier objeto encima de la Tierra que mida 70 centímetros o más, el satélite lo va a poder definir a través de una imagen. Este grado de cercanía les servirá a las instituciones públicas o privadas para realizar sus propios mapas temáticos y catastro.

Grandes beneficios

Entre los campos beneficiados están las actividades pesqueras, mineras, forestales, climatológicas, hidrológicas, oceanográficas, geológicas, cartográficas; así como las de vigilancia de los recursos naturales y del patrimonio cultural, de planificación territorial y de gestión de emergencias.

El Perú es el único en Latinoamérica que cuenta con satélite submétrico. Países como Brasil, México y Corea del Sur ya están pidiendo hacer convenios con el Perú dado nuestro avance tecnológico.

Pero ¿cómo será la distribución de la información satelital? Según el jefe del CNOIS, ya se cuenta con el personal censado de las instituciones públicas que se encargarán de solicitar las imágenes. "Normalmente la entidad pide una imagen cruda y esta se encarga de georreferenciar (dar valor a la foto con coordenadas). Si un gobierno regional, por ejemplo, no tiene forma de georreferenciar, nosotros también podemos hacer ese trabajo", explicó Barrueto.

El Perú cuenta en sí con 7 satélites, Perú SAT-1 y otros 6 de la constelación satelital francesa a los cuales también se les podrá pedir imágenes en los próximos 10 años.

Especialistas del Instituto Geográfico Nacional (IGN) precisaron que la imagen satelital es una foto, pero para darle valor se necesita georreferenciarla (medirla), que significa darle coordenadas reales que se obtiene yendo al campo.

Peligro de mayor gasto

Advirtieron que se va a generar una duplicidad de gasto para el Estado si todas las instituciones públicas intentan georreferenciar, trabajo que puede superar los 2 mil dólares. Lo mejor, explicaron, es que el IGN concentre las imágenes satelitales y salga al campo para georreferenciar las zonas requeridas y distribuir a las instituciones con un valor agregado.

Apuntaron que es necesario formar una escuela científica, que vaya pensando en la construcción del Perú SAT-2. "Se debe estar pensando en cómo lanzar el siguiente satélite, porque, si no, en 10 años se caerán 600 mil dólares de inversión y ¿cómo nos quedamos?".

Finalmente, los especialistas dijeron que es necesario que el Estado invierta en la elaboración de la cartografía a escala 1 al 25.000 en el país para una mejor gestión de los recursos, de la defensa nacional y el desarrollo. Actualmente nuestro país cuenta con una cartografía muy desfasada.

 

Síguenos en Facebook