La mitad de limeños desaprueba la gestión de Luis Castañeda

GfK. El 27% de encuestados considera que el alcalde de Lima tiene mala comunicación. Además, el 57% está de acuerdo en que la marihuana se legalice para uso medicinal.

Luis Castañeda

Luis Castañeda.

Nuevamente –según el último estudio de la encuestadora GfK para La República– la desaprobación del alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, volvió a incrementarse; sin embargo, la novedad es que por primera vez en lo que va de su gestión, su desaprobación (50%) ahora está por encima de su aceptación (47%).

En el desagregado de los resultados de este sondeo se aprecia que es el nivel socioeconómico A/B quien le ha restado un importante respaldo a sus funciones municipales (38%); no obstante, es el sector D/E donde Castañeda Lossio aún mantiene una importante aceptación (ver infografía).

PUEDES VER: Alejandro Toledo se pasea en California, pese a su complicada situación legal | VIDEO

Al respecto, el regidor metropolitano de la Municipalidad de Lima Hernán Núñez Gonzales explica que esto podría deberse a que por mucho tiempo el burgomaestre ha usado el populismo en dichos sectores. “Esa imagen construida durante varios años, aún le juega a su favor”, asevera.

Debe precisarse que fueron 451 limeños entrevistados para este sondeo, y que la fecha de campo de esta se realizó del 18 al 22 de febrero.

Se mantiene la tendencia

La caída del alcalde se remonta desde setiembre del 2016, cuando ostentaba un respetable 67%. Hoy –seis meses después– son 20 los puntos perdidos, los cuales lo colocan por debajo de la mitad de aceptación.

Asimismo, el 27% de encuestados considera que el burgomaestre tiene una mala comunicación con los ciudadanos, mientras que el 26% cree que otros de los aspectos negativos es que Castañeda Lossio no ayuda al reordenamiento del transporte; en contraparte, el 28% asume que el alcalde sí está haciendo obras de infraestructura.

Dato aparte, GfK también midió la opinión (a nivel nacional urbano rural) de la población en torno a una legalización de la marihuana para fines medicinales, demostrando que el 57% sí está de acuerdo con dicha posibilidad.

Con los ojos abiertos

Eduardo Ballón
Investigador

La caída de la aprobación del alcalde parece indetenible. Por primera vez su porcentaje de desaprobación es mayor que su aprobación, 50% frente a 47%. En los últimos cinco meses su aprobación cayó 20 puntos y el rechazo a su gestión se incrementó en 22. Encuestados y encuestadas la tienen clara: su falta de comunicación con la ciudadanía (27%), su incapacidad para organizar el transporte (26%) y la carencia de buenos funcionarios (24%) le pasan factura. Para peor, la percepción de que es corrupto ya alcanza casi a la cuarta parte de encuestados. Quienes aún creen en su capacidad siguen valorando su hacer obra (infraestructura, proyectos en camino, mejorar el espacio público) y todavía mantiene un 21% que considera que tiene un plan de largo plazo, que muchos quisiéramos conocer. En la ciudad, como en el país, asistimos al desgaste del “técnico que sabe y hace”, así sea mudo.

La aprobación al uso medicinal de la marihuana (57%) es una sorprendente buena noticia, que parece obedecer a la información circulando, en una sociedad extremadamente conservadora, como lo evidencia el debate sobre la supuesta “ideología de género”. Buenas noticias ambas porque parece que abrimos los ojos.

Síguenos en Facebook