Estado de emergencia puede favorecer la corrupción

Doble filo. Atender emergencias sin control del gasto es un riesgo. Hay autoridades que aprovechan la situación.

Reconstrucción. Durante declaratoria de emergencia se puede hacer compras sin control.

Reconstrucción. Durante declaratoria de emergencia se puede hacer compras sin control..

Fiorella Montaño Pastrana
Arequipa
La declaratoria de estado de emergencia en jurisdicciones destrozadas por lluvias, huaicos e inundaciones causadas por el evento El Niño Costero, podría generar efectos negativos y positivos.
Según analistas políticos como José Luis Vargas y Gonzalo Banda, esto se debe a que cuando un territorio es declarado en emergencia, los gobiernos locales pueden realizar adquisiciones de bienes y servicios sin los controles normales que establece la Ley de Contrataciones del Estado.    
Ambos especialistas concuerdan en que la falta de controles en las adquisiciones en un estado de emergencia puede generar actos de corrupción. Pero no declarar el   régimen de excepción  podría generar un caos social. 
Es por ello que el presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, aseguró que solo se declararía este estado a algunos distritos del país.
El analista José Luis Vargas recuerda que hay precedentes de autoridades que aprovecharon este régimen para realizar actos corruptos en las compras, como el caso de la reconstrucción de las ciudades de Ica y Pisco. Para él, es necesario que la Contraloría realice un control simultáneo de las contrataciones durante este periodo. 
Mientras que Gonzalo Banda señala que si bien hay la amenaza de que se generen actos corruptos, la declaratoria también permite que las Fuerzas Armadas asuman el control del orden interno de una zona. Ante escenarios de catástrofes naturales es mejor que el Ejército controle la seguridad, precisa. 
El analista recordó que durante varios días circularon mensajes psicosociales en redes sociales que exacerbaban a la población. Para Banda, es necesario controlar posibles desbordes sociales causados por situaciones de desgracia.

Síguenos en Facebook