Desprendimiento de retina: deportes de contactos podrían provocar lesión ocular

La miopía es un factor de riesgo para el desprendimiento de retina.

25 Ene 2018 | 7:00 h

En la temporada de verano la práctica de deportes aumenta, siendo esto en general positivo para la salud. Sin embargo, es necesario tener cuidado con los deportes de contacto ya que al estar expuestos a golpes constantes podría ocasionar una lesión, que con el tiempo provoque el desprendimiento de la retina. Esta es una de las partes más importantes del ojo, ya que en esta membrana, los rayos de luz se convierten en impulsos eléctricos que serán las imágenes una vez que lleguen al cerebro. Se estima que en el mundo entre 10 y 18 personas de cada 100 mil padecen esta afección que puede ser provocada por distintas causas entras las que se encuentras las lesiones por golpes en la cabeza. 

Según indicó el Dr. Gerardo Arana, especialista de Oftálmica, Clínica de Visión,  el desprendimiento de retina se debe, en el 90% de los casos, a la rotura de este tejido. “Un golpe fuerte a la altura del ojo puede producir un desgarro, por el cuál el vítreo, que es el líquido que alberga la retina, sale y empieza a desprenderla de su lugar, el paciente solo se dará cuenta de esto cuando empiece a ver reducido su campo visual o manchas oscuras; sin embargo, puede pasar mucho tiempo hasta que los síntomas se presenten. En el caso de que la lesión inicial haya sido en la parte central (mácula), probablemente, se pierda la visión de forma irreversible”, indicó el especialista.

El especialista indicó que existen factores que hacen a algunas personas más vulnerables de sufrir un desprendimiento de retina al recibir un golpe; tales como la miopía o el adelgazamiento de retina, cuadro más común después de los 50 años. En el caso de las personas miopes, la retina es más frágil debido a que al tratarse de un globo ocular de gran tamaño, esta membrana se estira más de lo normal y tiende a debilitarse. Por ello, es importante la realización de un chequeo oftalmológico para conocer el estado de la retina antes de decidir practicar un deporte de contacto. 

TRATAMIENTO LÁSER

El tratamiento para el desprendimiento de retina consiste en regresar a esta membrana a su lugar y sellar el agujero que se haya generado en este tejido, para cual se utiliza la técnica denominada fotocoagulación, en la cual con el uso de un láser se hacen pequeñas quemaduras alrededor del desgarramiento, con ello se genera una cicatriz que la fija nuevamente.

En los casos en los que el desprendimiento se haya dado por un desprendimiento de vítreo posterior, una de las técnicas más usadas es la Vitrectomía, la cual consiste en retirar primero el vítreo y reemplazarlo por una burbuja de gas que desaparece después de tres semanas, se coloca la retina en su sitio y se procede a emplear el tratamiento láser. 

Te puede interesar