Participantes del Festival de Música de Altura pedirán apoyo para peruanos que son víctimas de inundaciones

Músicos de los Andes, los Alpes y el Himalaya que participarán en III Festival Internacional de Música de Altura harán un llamado en favor de las v´ctimas de las inundaciones

23 Mar 2017 | 12:07 h

Los músicos de los nueve países de las cordilleras de los Andes, los Alpes y el Himalaya que participarán desde este viernes en el tercer Festival Internacional de Música de Altura (FIMA) en Perú, harán un llamamiento a la solidaridad con las víctimas de las recientes inundaciones ocurridas en el país.

Durante la conferencia de presentación del certamen, su directora, Liana Cisneros, anticipó hoy a Efe que se pedirá a los espectadores que hagan donaciones a instituciones del Estado para que lleguen a los más de 110.000 damnificados que, de momento, deja la temporada de lluvias.

 

TAMBIÉN PUEDES LEER:  La música le pone rostro a la montaña

El FIMA se celebrará en tres ciudades del Perú desde mañana y hasta el 30 de marzo con músicos procedentes de Argentina, Austria, Bolivia, Chile, Colombia, India, Italia, Suiza y Perú.

El festival se presentará en el Parque de la Exposición de Lima del 24 al 26 de marzo, el 28 de marzo se trasladará a Cusco y concluirá el 29 y 30 de marzo en la ciudad de Ayacucho, ambas urbes enclavadas en el sur de los Andes peruanos.

La directora del festival, cuya entrada es gratuita, espera reunir en las tres fechas programadas para Lima a unos 10.000 espectadores, una cifra similar a la de años anteriores.

"Tenemos a grandes músicos de tres montañas, y para nosotros es una situación muy especial. Dedicaremos el festival a que sea una especie de celebración con solidaridad de la vida, de las montañas y de las culturas", dijo Cisneros.

En Ayacucho, las actuaciones del FIMA llegarán al municipio de Vilcashuamán, donde la Unesco entregará el título de Artista por la Paz a la actriz y la cantante peruana Magaly Solier, una de las mayores exponentes y defensoras del folclor y culturas de su país.

Cisneros destacó que la ceremonia tendrá un gran valor simbólico por realizarse en Vilcashuamán, "uno de los lugares más bonitos pero poco conocidos de Perú, de gran valor en patrimonio arqueológico, histórico, musical y cultural, además de muy maltratado por la violencia de conflicto interno desatado por Sendero Luminoso".

En el acto de presentación del festival también participó la representante de la Unesco en el Perú, Magaly Robalino, y los embajadores en Perú de Suiza, Hans Ruedi Bortis; de Austria, Andreas Rendl; y de la India, Sandeep Chakravorty.

Te puede interesar