EN VIVO - Emmy 2021: sigue aquí la premiación a lo mejor de la TV y el streaming

¿Qué es el ping y por qué es importante para los juegos online?

¿Qué significa tener ping bajo o alto? Te lo explicamos en la siguiente nota.

Para medir la latencia se utiliza el ping. Foto: Geekmi
Para medir la latencia se utiliza el ping. Foto: Geekmi
Videojuegos LR

A la hora de navegar por internet hay factores que importan mucho para que todo vaya correctamente. Si bien tomamos en cuenta la velocidad, estabilidad o calidad de la señal, hay otro elemento que resulta importante para los juegos online, la latencia.

Esto puede pasar desapercibido para muchos usuarios que únicamente miden la velocidad de internet. Podemos tener una velocidad muy alta y, sin embargo, tener problemas para jugar debido a la latencia.

En este sentido, debes saber que esta es el periodo exacto que tarda en transmitirse un paquete dentro de la red, el tiempo que demoras en recibir un paquete del servidor. Lo que mide es la inmediatez de la conexión, y si por ejemplo tenemos una latencia de 50 milisegundos significa que ese es el tiempo que tardan en llegar desde por ejemplo los servidores de Google hasta nuestro ordenador.

Para medir la latencia se utiliza el ping, que se mide en milisegundos (o ms), y es el tiempo que tardan en comunicarse tu conexión local con un equipo remoto en la red IP. Por eso, cuando vas a realizar un test de velocidad lo primero que hace la web que lo va a realizar es medir el ping.

El ping es un factor muy importante al jugar por internet. Por ello, debes saber que a diferencia de la velocidad, mientras más bajo sea el ping, mejor.

En el caso de que tu ping sea alto tendrás lag y tardará en llegar a tu pantalla lo que está pasando realmente en una partida online. Y cuando el juego es por ejemplo de disparos, eso puede marcar la diferencia a la hora de reaccionar a ciertas situaciones.

Por tanto, el ping es un factor muy importante para jugar online. Si es demasiado alto podemos tener problemas para disfrutar de las partidas o incluso la imposibilidad de acceder a determinados juegos.