Jennifer Lawrence: “No me importa la fama”

Ganadora del Óscar comenta sobre última entrega de Los juegos del hambre y cómo está sobrellevando la popularidad.

18 Nov 2015 | 5:48 h

Especial para La República
 
Mañana es el día esperado. La guerra finalmente está llegando al Capitolio en Los juegos del hambre: Sinsajo, el final y Katniss Everdeen, el personaje de Jennifer Lawrence, está lista para salir al campo de batalla. 
 
 
¿Extrañarás a Katniss Everdeen, tu personaje?
 
Sí, es un personaje entrañable para mí, crecimos juntas y me siento feliz de interpretarla. Es de esos personajes que te llegan solo una vez en la vida y que conforme pasa el tiempo, al interpretarla, vas encontrándole nuevos matices y giros. Es una muchacha maravillosa y me encanta como personaje.
 
En términos de fenómenos de masas se le compara con Harry Potter o Crepúsculo. ¿Tú cómo lo ves?
 
Es comprensible porque en su estructura estas películas tienen varios puntos en común, desde su mismo origen como adaptaciones de best sellers para jóvenes. Pero en mi opinión, la historia no tiene nada que ver con la de Harry Potter, que me encanta, es una saga sobre magia y fantasía, con el crecimiento de un niño que se convierte en hombre; la otra cinta que mencionas, no la leí, pero sé que está más enfocada a un aspecto romántico sobre los vampiros y eso, es más bien como un melodrama.
 
El tratamiento de la violencia es la cuestión más espinosa de las películas, supongo que se habrá tenido muy en cuenta.
 
Es verdad, hay mucha brutalidad en la serie, pero está en la esencia misma de Los juegos del hambre, porque lo que nos cuenta es lo que puede ocurrir cuando las personas se sublevan. Lo que vemos en esta película es una revolución. Es necesaria y la violencia tiene que estar presente, pero tratamos de no regodearnos en ella, no abusar.
 
Eres la actriz más joven en ganar un Óscar. ¿Afectó eso tu carrera?
 
Sí, no puedo decir lo contrario. Pero fue de un modo positivo. Ahora me llegan más guiones y propuestas interesantes. Eso es bueno. Pero no considero que el Óscar lo sea todo. Es un reconocimiento maravilloso y me enorgullece, pero no dejo que me cambie en absoluto, yo sigo siendo la misma persona. Vivo la vida exactamente igual que cuando no era famosa. Eso es algo que puede decirse que tengo en común con Katniss. No me importa la fama. Lo que quiero es trabajar en lo que me gusta.
 
¿Cómo es lidiar con la popularidad creciente?
 
Pues si te digo la verdad, como no he parado de trabajar desde hace tres años no tengo la posibilidad de experimentarla y creo que eso es bueno. La fama, creo, no sirve de mucho a la larga. Pero es parte de esta profesión, si te va bien viene con el trabajo. Mi idea es seguir adelante, aprender y aceptar las cosas como aparecen. Soy actriz y lo seré mientras pueda seguir aprendiendo el oficio y mientras me sienta feliz.

Claves

Nueva rica. Jennifer, de 25 años, fue el año pasado la actriz de cine mejor pagada del mundo, con una estimación de US$ 52 millones en beneficios provenientes de películas y otros acuerdos, según la revista especializada Forbes.

 

Te puede interesar