EN VIVO - Alianza Lima vs. Sporting Cristal: sigue el minuto a minuto del encuentro por la Liga 1 Betsson

El impacto de los papeles de Pandora en el Estudio Echecopar, socio de Baker McKenzie

Grandes ligas. Como parte de su expansión global, en 2012 el bufete estadounidense Baker McKenzie se asoció con el Estudio Echecopar, con 70 años de fundación y reconocido en el país. Una crónica sobre cómo enfrenta la crisis el bufete peruano.

El bufete Baker McKenzie se preciaba de ser el número en el mundo, hasta que una investigación reveló vinculaciones con una industria del offshore. Foto: difusión
El bufete Baker McKenzie se preciaba de ser el número en el mundo, hasta que una investigación reveló vinculaciones con una industria del offshore. Foto: difusión
Ángel Páez

Hacía solo dos semanas que el Estudio Echecopar celebraba haber asesorado exitosamente a sus clientes del Banco Interamericano de Desarrollo, Interbank y BBVA Perú, en un préstamo sustentable de US$ 160 millones a favor de empresas agroexportadoras peruanas. Luego estallaría la bomba de los papeles de Pandora, un reportaje global del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), que dejaba en evidencia la presunta implicación del bufete más grande del mundo, Baker McKenzie, en asesorías para ocultar riquezas o evadir impuestos. En el Perú, el Estudio Echecopar es socio de Baker McKenzie.

“El bufete más grande de los Estados Unidos, Baker McKenzie, ayudó a construir un moderno sistema de offshore y es un pilar de este tipo de economía en la sombra”, informó el ICIJ el domingo 3 de octubre: “Baker McKenzie y sus socios globales han aprovechado su experiencia en cabildeo (lobby) y en la redacción de proyectos de legal para dar forma a normas financieras. También se ha beneficiado del trabajo hecho por gente vinculada con el fraude y la corrupción”.

Aunque hasta el momento el ICIJ no ha documentado casos relacionados con los socios de Baker McKenzie en el Perú, las ondas expansivas del escándalo han sacudido al bufete con 70 años de existencia y reconocido prestigio.

Fuentes de La República relacionadas con el bufete peruano indicaron que la central de Baker McKenzie haría las aclaraciones respectivas de los hechos que le atribuyen los papeles de Pandora. Pero adelantaron que Baker McKenzie cuenta con los estándares más altos de transparencia, ética y buenas prácticas.

PUEDES VER: Pandora Papers: Sebastián Piñera asegura que la justicia confirmará que es inocente

En la mira. El bufete estadounidense implicado en presuntas malas prácticas como gestor de offshore en el mundo. Foto: difusión

Ondas expansivas

“Durante el proceso de asociación con el Estudio Echecopar, Baker McKenzie hizo una serie de exigencias para elevar los estándares de integridad. Por ejemplo, demandó que ningún abogado debía ser parte de los directorios de las empresas, como suele ocurrir en nuestro país, porque consideraban que era una potencial fuente de conflictos de intereses. Los abogados del Estudio Echecopar tuvieron que renunciar a los directorios”, explicaron las fuentes.

Como parte del acuerdo con el bufete peruano, el Estudio Echecopar es accionista de Baker McKenzie. Por tratarse de un bufete con larga trayectoria de prestigio en el país, Baker McKenzie requirió que continuase como Estudio Echecopar. El bufete limeño es una de las 76 oficinas en 46 países que Baker McKenzie tiene en el mundo. Echecopar cuenta con alrededor de un centenar de abogados. Fue Baker McKenzie el bufete que ofreció la sociedad al Estudio Echecopar.

El 11 de enero de este año, la compañía estatal Petroperú anunció que retornaba al mercado internacional y emitiría bonos por US$ 1.000 millones. El Estudio Echecopar y su socio Baker McKenzie representaron al HSBC Securities, de Estados Unidos, J.P. Morgan Securities y Santander Investment Securities, como los primeros compradores. Petroperú tenía planeado destinar los beneficios en la modernización de la refinería Talara.

El ICIJ informó a Baker McKenzie sobre los resultados de su investigación sobre haber colaborado con empresas y personas para esconder sus finanzas en la industria opaca de los offshore. El bufete estadounidense respondió que normas internas son extremadamente exigentes, “por eso somos veraces y transparentes, no hacemos negocios con personajes de mala reputación”.

PUEDES VER: Mario Vargas Llosa asegura que ordenó declarar sus ingresos sin ninguna excepción

Pero el ICIJ ha documentado que Baker McKenzie ha tenido alguna forma de vinculación con al menos 440 compañías asentadas en paraísos fiscales. El ICIJ menciona no solo a exdictadores, vendedores de armas y personajes vinculados con la corrupción. También recurrieron a los servicios de Baker McKenzie compañías como Nike, Apple, Facebook, entre otras.

Por intermedio de su vocero, John McGuinness, el bufete estadounidense reiteró: “La transparencia y la responsabilidad son componentes integrales de nuestro asesoramiento. Nos aseguramos de que nuestros clientes se adhieran a la ley como a las mejores prácticas”.

Socios globales. En 2012, Baker McKenzie se asoció con el Estudio Echecopar como parte de su expansión mundial. Foto: difusión

Disputa por el título

Si en el caso de los papeles de Panamá los documentos filtrados correspondían al estudio panameño Mossack Fonseca, los papeles de Pandora involucran especialmente a Baker McKenzie. Pero Mossack Fonseca es una miniatura en comparación con Baker McKenzie, que ha reportado ingresos por 2.900 millones de dólares anuales.

El 2 de enero de 1950, el abogado Luis Echecopar García constituyó el estudio. Jurista y maestro, fue ministro de Hacienda y Comercio en el Gobierno de José Luis Bustamante y Rivero (1947-1948). Fallecido en 1964, sus hijos, encabezados por Luis Echecopar Rey, tomaron la conducción del estudio.

PUEDES VER: Pandora Papers: presidentes, políticos y artistas son incluidos en el mayor escándalo mundial

Fue precisamente Luis Echecopar quien se opuso a que, como parte del acuerdo con Baker McKenzie, el bufete continuara llamándose Estudio Echecopar. La mayoría de los hermanos estuvo conforme, pero Luis Echecopar llevó la diferencia a un arbitraje, que finalmente perdió. La diferencia se selló con un acuerdo económico.

“Los papeles de Pandora proyectan una inadecuada fotografía de Baker McKenzie. Pero si se analiza caso por caso, no hay esa connotación que se ha difundido. Entendemos que se ofrecerán las aclaraciones caso por caso. Si Baker Mckenzie durante años se mantiene como el bufete líder en el mundo, es porque aplica estándares muy elevados y éticos. Por experiencia sabemos que no reciben a cualquier cliente. Antes de hacerlo, lo someten a un escrutinio muy exigente”, señalaron las fuentes consultadas.

Fundador. Luis Echecopar García, el patriarca del estudio. Foto: difusión

Que personas o empresas busquen los servicios de los estudios abogados para trasladar sus recursos en fideicomisos u offshore no representa malas prácticas o delitos, señalaron las fuentes.

“Si pagan los impuestos, pueden llevar su dinero donde lo consideren adecuado. No es un delito tener una offshore. Si no se declaran los intereses por los depósitos, esos sí es delito. Eso es fraude fiscal. No todo es delito o fraude. No tiene que serlo”, explicaron.

PUEDES VER: Pedro Pablo Kuczynski compró offshore siendo ministro para dar asesorías

Según fuentes relacionadas con la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat), se proyecta que como efecto de la exposición de los papeles de Pandora algunos contribuyentes con fondos en el extranjero se pongan en regla. Al 28 de diciembre del 2017, después del bombazo de los papeles de Panamá -que expuso varios casos de empresas y ciudadanos peruanos con fondos en offshore-, más de 5.000 contribuyentes se acogieron al programa de regularización de rentas no declarada, por más de 11.047 millones de soles.

“Los papeles de Pandora superan a los papeles de Panamá, por lo que estimamos que habrá un nuevo impacto entre los contribuyentes. Todavía es muy temprano para hablar de números, de todas maneras habrá reacciones”, señalaron las fuentes tributarias. El ICIJ ha anunciado que hay muchos más papeles de Pandora.

“Los documentos son auténticos”

La directora del diario The Washington Post, Sally Buzbee, quien participó en la investigación colectiva de los papeles de Pandora, afirmó que los documentos relacionados con las actividades del bufete Baker Mckenzie son verdaderos.

“Al examinar miles de documentos durante muchos meses, no encontramos indicios de inexactitud o que la publicación de los documentos estuviera dirigida a un personaje o Gobierno específico”, señaló Buzbee.

PUEDES VER: Papeles de Pandora: claves para entender el escándalo mundial más grande de paraísos fiscales

“Además, hemos intentado ofrecer a las personas y empresas identificadas la ocasión de revisar y opinar sobre lo que descubrimos. Nadie ha cuestionado la autenticidad de los documentos. Hemos cumplido con todos los estándares del periódico”, resaltó.