Hombre trans sin trabajo y su pareja mal de salud piden ayuda

Marco llegó de Venezuela hace casi tres años, salir adelante nunca le fue fácil y ahora se encuentra realizando una colecta para poder sacar adelante a su familia.

Marco pide ayuda para poder solventar sus gastos, pues de quedo sin trabajo. Foto: composición LR/ flyer de Marco Antonio
Marco pide ayuda para poder solventar sus gastos, pues de quedo sin trabajo. Foto: composición LR/ flyer de Marco Antonio
Sociedad LR

Hace casi tres años Marco Antonio, un chico trans venezolano, llegó a Perú tras dejar atrás a su familia y amigos para salir de la crisis económica en la que está sumergida su país. Luego de varios meses angustiantes, sin mucho dinero o un colchón donde dormir, él logró conseguir un trabajo y se fue a vivir con su novia Lucía. Sin embargo, todo cambió hace días: fue despedido sin previo aviso y su pareja cayó enferma.

Desde hace cinco días, Lucía tiene malestares ginecológicos, además ha estado con fiebre y problemas estomacales, pero hasta ahora no ha podido atenderse con un especialista. Ella está afiliada al Seguro Integral de Salud (SIS), pero los centros médicos le pedían una prueba de descarte de coronavirus para atenderla: “La prueba la pueden hacer en ciertos hospitales, pero absurdamente los de la carpa (COVID-19) dicen que no lo amerita. ¿Entonces? Se contradicen”, cuenta el joven.

Los laboratorios que hacen los descartes de COVID-19 están saturados y los ahorros de Marco están agotándose. Entre la prueba de descarte, pasajes y alimentos no sabe cómo hará para mantenerse el otro mes: “Hemos pasado de todo, nos ignoran, discriminan, nos ‘pelotean’ en los hospitales. Ahora se me viene el alquiler y todo el dinero ya me lo he gastado”.

Marco trabajaba visitando varias bodegas y ofreciendo productos de una empresa multimarca, pero lo despidieron de un momento a otro: “Me botaron sin aviso con la excusa de que no estaba vendiendo lo suficiente, pero lo hicieron justo el día que tuve que faltar por emergencia”.

Colecta

La mayoría de la población venezolana en el Perú tiene una situación laboral inestable. De acuerdo a una encuesta de la INEI, el 88,5% no tendría un contrato laboral. Marco cobraba a través de recibo por honorarios, es decir, no estaba en planilla y nada aseguraba su puesto: “No me pagan nada por los días que trabaje, nada”, indica.

Esto se ha sumado a los prejuicios que pasa por ser parte de la comunidad LGTBIQ, ya que muchos empleadores critican su identidad, lo que vulnera y dificulta su derecho a acceder a un trabajo digno. Por eso, Marco está haciendo una colecta.

Si deseas colaborar te dejamos los números de cuenta o puedes compartir en redes su caso para que más personas puedan ayudar.

  • BBVA: 0-011-0127-0200789343, CCI: 011-127-0200789343-87
  • Interbank: 5343164157586, CCI: 0035340131641575865887