Minsa: superar el fin de una relación en pandemia podría tomar más tiempo

Según psiquiatra, una persona supera una ruptura amorosa en un máximo de dos años, pero debido a la actual situación, el tiempo podría ser mayor.

En caso se afronte una relación de pareja, especialista recomienda no aislarse. Foto: La República
En caso se afronte una relación de pareja, especialista recomienda no aislarse. Foto: La República
Sociedad LR

La aparición del coronavirus ha tenido impacto en diferentes ámbitos de nuestras vidas, incluso en las relaciones de pareja. El Ministerio de Salud (Minsa) indicó que los divorcios han aumentado en el Perú y el mundo y una de las causas sería la forma de convivencia debido a las medidas de confinamiento.

La psiquiatra Julissa Castro, quien labora en el Hospital Victor Larco Herrera del Minsa, señaló que el hecho de pasar mucho tiempo juntos evidencia algunos defectos en la pareja que antes no se notaban.

“Al estar las 24 horas del día, los 7 días de la semana, se pierde el espacio de independencia; un escenario de crisis en que se aparecen modos más primarios en que los individuos lidian con sus conflictos. La tolerancia, comunicación y comprensión mutua son claves para no acabar en una separación que afectará también a los hijos”, explicó.

La médica argumentó que si bien el estar mucho tiempo al lado de la pareja puede incrementar la ansiedad, también puede servir como un elemento de contención y apoyo. En tal sentido, dijo que es importante que aceptemos que no nos encontramos en una situación normal.

“La pareja adulta se sostiene entre sí. El apoyo mutuo es la medida de contención, pero también es de esperar que las personas, en su individualidad, estén en una situación de estrés por haber perdido su trabajo o la necesidad vivir del día a día para llevar un plato de comida a casa. Todo ello las hace propensas a perder la paciencia y ser más intolerables”, sostuvo.

La especialista manifestó que las discusiones pueden darse tanto en las parejas estables que no tienen grandes conflictos, como en aquellas fracturadas o débiles. En el caso de las primeras, es más fácil “gestionar” las diferencias, pero en las segundas es muy probable que termine en la ruptura del vínculo.

El fin de una relación se supera de seis meses a dos años, pero como no estamos en una situación normal, el proceso podría tornarse más complejo”, señaló.

Castro recomendó que una persona que acaba de terminar su relación de pareja no debe aislarse; al contrario, hacer actividades como ejercicios, estudiar, retomar hobbies antiguos y tener hábitos de alimentación saludables.

También sugirió que las personas que no pueden afrontar una ruptura amorosa deben de pedir ayuda cuanto antes.