LO ÚLTIMO - Encuesta IEP: Pedro Castillo sigue liderando y crecimiento de Keiko Fujimori se estanca

Defensoría del Pueblo demanda atención en salud de comunidades indígenas

LR Norte

Se debe garantizar la atención oportuna en salud de la población indígena afectada por la COVID-19. Foto: Andina
Se debe garantizar la atención oportuna en salud de la población indígena afectada por la COVID-19. Foto: Andina

Ministerio de Salud informó que un total de 26.990 personas pertenecientes a pueblos indígenas del país contrajeron la COVID-19

Es importante que las diversas instituciones gubernamentales aseguren la continuidad del servicio de atención en salud para las comunidades indígenas amazónicas frente a la COVID-19, durante el 2021, aseguró la Defensoría del Pueblo.

Según el ente defensorial, los ministerios de Salud, Economía y Finanzas, así como a los Gobiernos regionales, deben garantizar la implementación del plan de intervención en favor de estos grupos poblacionales, mediante la asignación presupuestal para reforzar los establecimientos de salud que los atiende.

Durante la emergencia sanitaria se advirtió que los pueblos indígenas, al no contar con servicios de salud y medidas que respondan oportunamente a los efectos de la pandemia, fueron rápidamente perjudicados durante los primeros meses de la emergencia.

Esta realidad ha dejado la cifra de casi 27.000 personas indígenas afectadas, según el Ministerio de Salud (Minsa). Las etnias que presentan más contagios son los awajún con 7.399; seguido de Kichwa, con 6.122; shipibos konibo con 1.870 casos; achuar y ashaninka con 1.724 y con 1.703 casos, respectivamente.

Las regiones de la Amazonía con mayor incidencia de casos son Loreto (6.901), Amazonas (6.582) y Ucayali (2.268), que registran un mayor número de personas indígenas contagiadas, mientras que Ayacucho (3.396) y Puno (950) reportan una mayor incidencia de contagio en la población indígena andina.

Personal contagiado

Por otro lado, la Defensoría evidenció un alto número de contagios en personal de salud que atiende a comunidades indígenas de la zona amazónica, luego de realizar una supervisión a 134 microrredes de salud donde se identificaron un total de 39 establecimientos de salud cerrados por falta de personal.

En ese sentido, y ante la posibilidad de una segunda ola de contagios, es necesario y prioritario reforzar la capacidad operativa de los establecimientos de salud de manera continua, con personal y la logística necesaria para cumplir adecuadamente sus funciones.

Asimismo, urge fortalecer los conocimientos y capacidades interculturales del personal de salud y la generación de alianzas estratégicas con los agentes comunitarios; y que ello repercuta en la lucha adecuada contra la COVID-19.