Sociedad

Dictan 18 meses de prisión preventiva contra administrador de discoteca en la que murieron 13 jóvenes

Administrador de Thomas Restobar es investigado por homicidio simple, debido a la muerte de 12 mujeres y un varón durante fiesta organizada clandestinamente en Los Olivos.

Job Luque Ayala es administrador de discoteca Thomas Restobar. Foto: URPI-GLR
Job Luque Ayala es administrador de discoteca Thomas Restobar. Foto: URPI-GLR
Sociedad LR

El Poder Judicial dictó 18 meses de prisión preventiva contra Job Jonatan Luque Ayala, administrador de la discoteca Thomas Restobar. Ello, mientras es investigado por los delitos de homicidio simple y violación de medidas sanitarias, debido a las muertes de 13 jóvenes tras operativo policial en fiesta organizada clandestinamente en Los Olivos.

La medida inicia desde el pasado 24 de agosto y regirá hasta febrero del 2022, según señaló el Juez Alberto Dejo Apaestegui tras declarar fundado el pedido de prisión preventiva, durante audiencia realizada este viernes 28.

Lazy loaded component

La fiscal Joselyn Herrera se halla a cargo de la investigación penal, por lo que había solicitado 18 meses de prisión preventiva.

Según lectura de la Corte de Justicia de Lima Norte, Luque alquiló el local hasta diciembre de este año, por lo que se le sindica como responsable de la organización del evento ilegal en el que participaron al menos 70 personas.

Aunque en la audiencia, el implicado acusó a los policías de cobrar 50 soles a los asistentes que querían salir de local. También inculpó a culpar al cantante ’Juancho’ como el organizador del evento y de ser uno de “los verdaderos responsables”.

Pedido de prisión preventiva se declara fundado

Una conducta obstruccionista del imputado, según la investigación, es la eliminación de su cuenta de Facebook, solo un día después de la tragedia que enlutó a 13 familias de jóvenes cuyas edades oscilaban entre los 22 a 35 años.

Asimismo, otro peligro procesal es el aspecto de su domicilio, pues su madre afirmó que no reside en la vivienda indicada por Luque Ayala en su testimonio.

“El peligro de fuga es inminente”, señaló el juez, ante ello.

“No hay un documento que acredite que se intente apoyar a los familiares de los fallecidos, por lo que tampoco existe una voluntad de reparar. No muestra arrepentimiento porque no se siente responsable”, añadió el juez durante audiencia que declaró fundado el pedido de prisión preventiva contra Luque Ayala.

Asimismo, el magistrado recordó que Luque Ayala es paciente COVID-19, por lo que su internamiento en un centro penitenciario debe realizarse tomando en cuenta criterios de salud y bioseguridad.