Joven dejó su casa y gastó parte de su AFP para ayudar a ancianos en plena pandemia [VIDEO]

24 Jul 2020 | 12:46 h
Viviana acompañando a Fernandino, mientras recibe atención médica.

La voluntaria vio morir en sus brazos a uno de los adultos mayores que atendía y por cuya vida luchó. Viviana, quien realiza su labor en Arequipa, tuvo que alejarse de su familia para no ponerlos en riesgo de contagio de la COVID-19.

Sacrificio y entrega son dos palabras que no le resultan extrañas a Viviana Curitumay. Esta joven arequipeña lidera un grupo de voluntarios que ayuda a un sector especialmente golpeado por la pandemia del coronavirus: los ancianos en situación de abandono. Aunque su labor es gratificante, no ha sido para nada fácil.

Según Encuentro, la inclinación por ayudar, llevó a Viviana a dejar su hogar y su familia para no exponerlos al peligro de contraer la COVID-19. Tuvo que mudarse e invirtió parte de su AFP para costear el alquiler de una habitación humilde.

PUEDES VER: Fiorella Molinelli en Arequipa: “Es una vergüenza tener tremendos hospitales y que no funcionen”  

Ahora, “Vivi” -como la conocen- vive en Alto Selva Alegre y dirige el trabajo de “Voluntarios en Acción”. Con sus compañeros atienden a 15 ancianos. Esta experiencia la llevó a ser testigo de la grave crisis que sufre Arequipa y los efectos del colapso del sistema de salud.    

Fernandino Palomino, fue una de las personas de tercera edad que recibió ayuda de los voluntarios. A sus 81 años, vivía en precarias condiciones dentro de una casa humilde hecha con alambres y esteras, según contó ‘Vivi’ a Encuentro.

PUEDES VER: Excongresista Gustavo Rondón es el nuevo jefe del Comando COVID-19 de Arequipa

El anciano enfermó de neumonía, y el grupo lo convenció para buscar atención médica. Tras dar negativo a la prueba COVID-19, acudió al hospital Goyeneche, donde le solicitaron pedir una consulta externa. Días después, la condición del adulto empeoró, pero en el nosocomio se negaron a atenderlo por sus síntomas respiratorios.

Fernandino, con ayuda de los voluntarios, llegó al hospital COVID-19 Honorio Delgado y se convirtió en una de las tantas personas que permanecían en una carpa, esperando una cama de hospitalización.

PUEDES VER: Arequipa: investigan hallazgo de 43 toneladas de medicamentos y EPP en local de la Gerencia Regional de Salud

Ocurrió lo peor. Viviana cuenta que cargó en brazos a Fernandino, mientras su respiración poco a poco se apagaba. En esos eternos momentos, el anciano se disculpó por sus errores y agradeció por el apoyo de los voluntarios. El rostro de “Vivi” fue lo último que vio antes de fallecer.

Luego de este episodio, Viviana no deja de pensar en Fernandino. Recuerda cuando lo vieron por primera vez, abandonado a su suerte. La joven tuvo la oportunidad de conocerlo con el paso de los días y acompañarlo en sus últimas horas de vida.

PUEDES VER: Arequipa: Aplicarán pruebas rápidas de COVID-19 a adultos mayores en Yanahuara
Lazy loaded component

SOLIDARIDAD

El cuidado por los animales, es otra causa que moviliza a Viviana. Hace ocho años conformó Corazones Mestizos y se encarga de cuidar a 21 perritos abandonados. A comienzos de año también se decidieron por unir fuerzas con “Voluntarios en Acción” y brindar ayuda a las familias del Cono Norte afectadas por las lluvias que azotaron a Arequipa.

El grupo está abierto a recibir nuevos miembros. No piden ningún requisito, pero el trabajo que efectúan si demanda compromiso y un gran sentido de solidaridad y empatía con el otro. Las personas interesadas en ayudarlos pueden llamar a los números 998 890 689 o 917 806 431.

Video Recomendado

Lazy loaded component