Defensoría advierte necesidad de ventiladores para pacientes COVID-19 en Arequipa 

Entidad expresó preocupación porque 14 ventiladores enviados a Lima para su reparación, aún no son devueltos. Pacientes graves ocupan 28 camas en UCI del hospital Honorio Delgado Espinoza.

La Republica

La Defensoría del Pueblo en Arequipa advirtió que urgen ventiladores para atender a 28 pacientes con COVID-19 que permanecen internados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Honorio Delgado, establecimiento que se encontraría al límite de su capacidad tras superar la cifra 3 mil infectados en la región.

El representante de dicha entidad en Arequipa, Ángel María Manrique, sostuvo que el pasado 30 de abril se envió a Lima 14 ventiladores mecánicos para su reparación, trabajo que debe ser supervisado por el Ministerio de Salud, y a la fecha no ha emitido un reporte oficial sobre el estado de los mismos.

PUEDES VER: Coronavirus en Arequipa: Ocho pacientes con COVID-19 fallecieron en las últimas 24 horas

“El hospital necesita que estos equipos retornen reparados para incrementar el número de camas en UCI y atender a más personas. A la fecha, solo han llegado tres nuevas unidades”, señaló.

Al respecto, en la última visita de la viceministra de Salud, Nancy Zerpa, indicó que los ventiladores retornarían esta semana. Sin embargo, precisó que algunos de estos equipos no son recuperables.

Según la Defensoría del Pueblo, durante las dos últimas semanas los pacientes graves han ocupado las 28 camas en UCI y de presentarse un nuevo caso crítico no podría atenderse.

PUEDES VER: Coronavirus: Biotecnólogos en Arequipa crean desinfectante con nanopartículas de cobre

Además, la temperatura en la región sur ha descendido y con ello se prevé el aumento de infecciones respiratorias, lo que generará el incremento de afluencia en los establecimientos de salud.

En el contexto actual, la Defensoría del Pueblo en Arequipa solicitó a las autoridades sanitarias a dotar de un mayor número de equipos de protección personal para que los profesionales de la salud que laboran en los hospitales, así como más balones de oxígeno y pruebas de descarte.