Piura: moderna infraestructura de centro de salud es un elefante blanco en Sullana

Esperan que infraestructura sirva para mejor atención.
Esperan que infraestructura sirva para mejor atención.

Mientras que población sigue atendiéndose en un módulo precario.

Más de 10 mil habitantes de los sectores de Villa María, Nueva Esperanza, Cieneguillo Centro y Norte, Parkinsonia, sector La Lechera, la Chavela, Los Ranchos y zonas del sector este de Sullana, en Piura, siguen esperando a que puedan ser atendidos en la nueva infraestructura del centro de salud de Villa María.

En la actualidad se ha convertido en un elefante blanco, a pesar que la población exige una atención de calidad y en ambientes modernos, no como se atiende actualmente en una posta de material precario y en condiciones inhumanas, debido que hasta la fecha la construcción no ha sido entregada al Ministerio de Salud para ponerla a disposición de la población.

PUEDES VER Piura: municipalidad de Morropón logró transferencia de S/21 millones de soles para obras

Desde julio del año 2018 la obra de “Ampliación y mejoramiento del Centro de Salud de Villa María, en Cieneguillo Centro”, ejecutada por la Municipalidad Provincial de Sullana y financiado por el Ministerio de Salud con cerca de 3 millones 600 mil soles, fue culminada y a pesar que fue inaugurada, hasta la fecha no puede ser utilizada y está como “un elefante blanco”.

En la moderna obra está incluido el equipamiento y una ambulancia con todos los implementos, sin embargo, el vehículo está abandonado, empolvado al igual que los equipos en las diferentes áreas sin ser utilizadas, debido que no puede ser recepcionada ni transferida a la Subregión de Salud, Luciano Castillo Colonna por la Municipalidad de Sullana para que entre en funcionamiento.

Según se conoció dentro de los ítems del expediente técnico que fue aprobado en el año 2017, contemplaba la capacitación técnica al personal de salud en los nuevos equipos con los que cuenta la obra. Este punto y según los mismos trabajadores de la posta, no se hizo, pues aseguran que ellos no participaron de ningún taller, sin embargo, Consorcio D Y D, encargada de la construcción, cobró más de 18 mil soles y adjuntaron fotografías de otra actividad como si se tratara de la mencionada capacitación.

Además, el predio no cuenta con el saneamiento físico legal, requisito indispensable que obvió la constructora. A ello se suma algunas observaciones mínimas en la infraestructura, por lo que han pasado más de año y medio que la actual gestión edil liderada por Power Saldaña haya solucionado el problema heredado por la anterior gestión.