Cusco: En la mira servicio de trenes y buses a Machupicchu

Informe congresal. Empresas que transportan a miles de visitantes a la ciudadela inca, además de prestar un mal servicio, incumplieron varios puntos del contrato. Comisión del Congreso plantea rescisión o una revisión.

La República
12 07 2019 | 06:20h

José Víctor Salcedo

El Ferrocarril Trasandino (Fetransa), su operador de trenes Perú Rail y el Consorcio Consettur podrían perder el servicio de transporte a Machupicchu, Cusco. El primero administra los trenes entre Ollantaytambo y Machupicchu y el segundo los buses que llevan a los visitantes de Aguas Calientes a la ciudadela inca.

Según un informe del grupo de trabajo de la Comisión de Comercio Exterior y Turismo del Congreso, las concesiones cedidas a ambas empresas deben caducar o ser revisadas por incumplimiento de los contratos.

PUEDES VER: Canción del Bicentenario se estrena hoy en el Cusco

La comisión aprobó por unanimidad el informe final del grupo de trabajo que indagó las concesiones de Fetransa, Consettur, Belmond Sanctuary Lodge y el Hotel Cusco. La coordinadora del grupo, Rebeca Cruz, y el congresista Armando Villanueva, ambos de Cusco, fueron los artífices de la investigación.

Caso ferrocarril

Ferrocarril Trasandino (Fetransa) administra el ferrocarril Sur-Oriente, que abarca las rutas entre Cusco y Machupicchu. Obtuvo la concesión por 30 años para administrar la vía férrea. El plazo corría desde el 19 de julio de 1999.

Según el informe, hay vicios e incumplimiento de algunos puntos del contrato. Recomiendan al Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte de Uso Público (Ositrán) tramitar la caducidad del contrato por incumplimiento.

En ese documento, se precisa que la empresa no cuenta con la certificación FRA II (estándares técnicos que garanticen la operación y la infraestructura vial ferroviaria) de un óptimo servicio. En el contrato, Fetransa asumió el compromiso de alcanzar esos estándares dentro de los cinco primeros años de la concesión. Ese plazo venció todavía en 2004.

PUEDES VER: Construcción de Chinchero se licita en mayo de 2020

El referido grupo de trabajo pide también que la Contraloría inicie una acción de control a Ositrán y el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) por “incumplir sus funciones con relación a la fiscalización del contrato”.

Asimismo, sugieren que el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) se abstenga de otorgar adendas para ampliar la concesión de la administración del ferrocarril Sur-Oriente.

La comisión también deja constancia de que recibieron decenas de quejas por maltrato y discriminación a pasajeros nacionales.

Caso Consettur

No solo Fetransa y su operador Perú Rail son cuestionados. La comisión también detectó ilegalidades en la concesión al Consorcio Consettur Machupicchu, que tiene el monopolio del servicio de transporte en buses en la carretera Hiram Bingham.

La congresista Rebeca Cruz Tévez indicó que la empresa de buses carece de habilitación legal para operar. Un informe de Indecopi concluye que la ampliación de la concesión hasta 2026 ha sido irregular.

PUEDES VER: Seis pacientes muertos en Cusco por bacteria

Consettur opera en esa ruta desde septiembre de 1995. Obtuvo una primera adjudicación por dos años ampliada luego a 10 años. En julio de 2003, sin embargo, con base en una ordenanza municipal, la concesión fue ampliada por otros 20 años. No obstante, esa adjudicación se hizo basándose en una ordenanza que un año después fue declarada inconstitucional por el Tribunal Constitucional. Eso quiere decir que la concesión a Consettur sería inválida desde el 2011.

Caso hoteles

Por otra parte, el grupo de trabajo recomienda pedir la nulidad del contrato de concesión del hotel Belmond Sanctuary Lodge, el único hotel en la puerta de ingreso a la maravilla mundial. Ese grupo insta al Gobierno Regional de Cusco a fiscalizar el cumplimiento de las obligaciones contractuales de la concesionaria.

En el caso del Hotel Cusco, concluyen que el contrato se encuentra en caducidad por incumplimiento de obligaciones contractuales. “Son casi 20 años de abandono en dicho inmueble y sin el mantenimiento correspondiente”, refiere dicho documento.

Video recomendado