Perú desarrolla tecnología para atención de desastres

La República
18 M05 2019 | 21:00h

Avances. Permitirá mejorar la prevención y la respuesta a través de la investigación. Fuerzas Armadas tiene un rol clave en labores.

Los desastres naturales siempre han sido motivo de preocupación en el Perú. Nunca como en esta época, sin embargo, las autoridades han tenido la tecnología necesaria para intentar prevenir, enfrentar y superar estas emergencias.

En los últimos años, las divisiones de investigación de las Fuerzas Armadas, así como otras entidades científicas, han desarrollado equipos capaces de ejecutar distintas tareas vinculadas a la gestión de riesgos.

PUEDES VER Ejército estrena nueva flota de camiones MAN para afrontar emergencias en Cajamarca y Amazonas

La Marina de Guerra, por ejemplo, a través de su Dirección de Inteligencia, ha desarrollado un vehículo aéreo no tripulado (UAV, por sus siglas en inglés) que incluye una cámara térmica para realizar acciones de reconocimiento y búsqueda.

Su autonomía de vuelo de hasta 10 horas ya se ha puesto a prueba en simulacros de sismo y de tsunami, en los cuales demostró su utilidad para la evaluación de zonas afectadas.

Por su lado, la Fuerza Aérea (FAP), a través de su Centro de Investigación y Desarrollo de Proyectos, construyó el “UAV scanner”, una nave táctica que se utiliza para operaciones de vigilancia y fotogrametría. Esta técnica se aplica para obtener mapas y planos de terrenos amplios, lo que brinda información clave para la prevención.

PUEDES VER Indeci reabastece almacenes de ayuda humanitaria para afrontar heladas y friaje

Del mismo modo, el Centro de Investigación Científico Tecnológico del Ejército ha desarrollado un vehículo que puede desempeñarse como ambulancia y como un “anfibio todo terreno” para búsqueda y rescate. Tiene capacidad para transporte de personal asistencial, evacuación y para brindar atención médica de nivel II y atención primaria de urgencia .

Misiones científicas

Los institutos armados también se están apoyando en la tecnología para realizar misiones científicas. Un ejemplo de ello es el vehículo submarino autónomo (AUV) que la Marina adquirió hace un año en España.

La unidad está valorizada en US$ 4.5 millones y su primera tarea fue recoger datos sobre ecología marina, fondo marino y topografía en la XXVI Campaña Científica del Perú en la Antártida.

PUEDES VER Magdalena: alcalde prepara proyecto para que militares patrullen calles 

La Dirección de Hidrografía y Navegación de la misma institución, por otro lado, está implementando el proyecto Naylamp II, que consiste en la instalación de boyas oceanográficas de alta tecnología para predecir fenómenos anómalos como El Niño o La Niña.

Los diversos sensores de las boyas recogerán datos sobre temperatura, corrientes marinas, salinidad, entre otros, lo que contribuirá a emitir alertas tempranas para minimizar las pérdidas que causan los fenómenos naturales.

Video recomendado